Las lecciones sudamericanas al mundo

0
19

Las lecciones sudamericanas al mundo

 

Lo primero que salta a la vista en el escenario político sudamericano es el persistente esfuerzo de los poderes económicos mundiales de bloquear la posibilidad de una Latinoamérica unida en propósitos de desarrollo y bienestar en una región en la que habían empezado a retroceder los índices de pobreza secular, debido a la fuerte inversión social que emprendieron los gobiernos progresistas de Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador y Venezuela.

 

Otro aspecto interesante en el repaso de hechos sobresalientes, es el uso intensivo de medios para separar a las masas de votantes de las corrientes más avanzadas de pensamiento. La apuesta de la ofensiva mediática fue volcada sobre las mayorías para atizar discordias, aplazar iniciativas transformadoras y reducir las bases de apoyo solidario. Esos mismos medios promovieron a las candidaturas clientelistas de figuras sin tradición de luchas, pero revestidas con una aureola casi mesiánica para canalizar el descontento electoral en situaciones coyunturales de dificultades económicas.

 

El triunfo de los sectores progresistas en las elecciones en Ecuador demostró no sólo el empuje de las fuerzas sociales, sino una gran capacidad de organización y concertación ante las mentiras, el acoso y la desinformación de las clases sociales explotadoras atrincheradas en efectivos proyectos mediáticos. En ese sentido, hay que destacar que en la región las fuerzas progresistas aún no disponen de medios orientadores suficiente y efectivos para neutralizar la poderosa maquinaria propagandística que se opone, sin tapujos, a una Latinoamérica alejada del proyecto neoliberal dominante.

 

Los pueblos latinoamericanos deben avanzar sobre la base de una agenda común de desarrollo e integración que asegure un futuro digno y nunca de subordinación, para la defensa de los recursos naturales y el rechazo al expolio del patrimonio. El momento de dar un paso unitario y constructivo es ahora, en medio de la evidente recomposición de las estrategias globales que colocan en la mira a países Latinoamérica. Sin alianzas, será difícil avanzar.

 

Es un hecho demostrado que los pueblos latinoamericanos tuvieron que conseguir sus anheladas conquistas históricas a través de luchas anticolonialistas y de lazos solidaridad cultivados son sentido de sacrifico y confianza en las gestas patrióticas. El ejemplo es válido para encarar la amenaza intervencionista foránea y fortalecer los proyectos contra el hambre, la pobreza y la exclusión, que son los principales obstáculos al desarrollo humano y deben ser reconocidos como elementos desestabilizadores y de inseguridad en una región con anhelos libertarios y firmes raíces bolivarianas.

COMPARTIR
Artículo anteriorEl Dedo
Artículo siguientePensamiento Pensado

No hay comentarios

Deja un comentario