La denominada “Marcha por la familia con mis hijos no te metas”

0
2898

 

Zaritma Simon
Abogada

He visto publicaciones y he recibido múltiples invitaciones para asistir a la denominada “Marcha por la Familia” “Con mis hijos no te metas”, pero no puedo compartir los pensamientos y acciones de los que convocan a esta marcha. Yo marcho por exigir derechos, no para limitar el derecho a los demás.

Hace poco más de un año, hubo una marcha similar, está vez en contra de la ley de educación sexual, la misma fue súper exitosa, al punto que la ley nunca llegó a ver la luz. A la fecha los resultados, aumentó de casos de niñas embarazadas, aumentó de delitos sexuales, aumentó de enfermedades de transmisión sexual, chicos sexualizados a temprana edad.

El slogan de con mis hijos no te metas en ese momento, implicaba que la educación sexual debía darse en valores y que la misma se debía impartir en casa y no en la escuela. Pero nunca dijeron que se hacía con esas casa en donde no se imparte educación sexual y donde los progenitores nunca recibieron una para transmitirla a sus hijos.

Ahora nos encontramos con una nueva convocatoria de la marcha de “con mis hijos no se metan”, cuyo objetivo es evitar que personas del mismo sexo puedan unirse civilmente, bajo la premisa que solo las parejas heterosexuales producen vida y que el permitir la unión de personas del mismo sexo pone en peligro a la familia. Obvio si los que marchan por la familia, no reciben educación sexual, ni permiten a sus hijos recibirlas se caen en éstas falsedades.

Primero, no existe solo un tipo de familia como este grupo quiere hacer ver, aquí les dejo los tipos de familia que existen en nuestras sociedades:

  • Familia nuclear: formada por los progenitores y uno o más hijos.
  • Familia extensa: abuelos, tíos, primos y otros parientes consanguíneos o afines.
  • Familia monoparental: en la que el hijo o hijos viven con un solo progenitor (ya sea la madre o el padre).
  • Familia ensamblada, reconstituida o mixta: en la cual uno o ambos miembros de la actual pareja tiene uno o varios hijos de uniones anteriores.
  • Familia homoparental: aquella donde una pareja de hombres o de mujeres se convierten en progenitores de uno o más niños.
  • Familia de padres separados: en la que los padres se niegan a vivir juntos; no son pareja pero deben seguir cumpliendo su rol de padres ante los hijos por muy distantes que estos se encuentren.
  • Familia sin hijos: en la que los conformantes de la familia toman la decisión de no tener hijos.

Segundo, jamás he visto que estos grupos se pronuncien sobre el adulterio o la infidelidad, promoviendo leyes que castiguen “penalmente” (suena absurdo verdad) este tipo de conducta que si ponen en riesgo a la familia nuclear. Si los escucho diciendo esto, entonces si pensaré (un poquito) que hablan en serio y no basan su discurso en la doble moral. Lo que hacen los otros está mal, pero lo que hago yo está bien.

Tercero, tampoco he visto pronunciamiento de estos grupos frente al aumento de los delitos sexuales o el femicidio (cometidos en su mayoría por hombres heterosexuales) y que arriesgan la vida y honra de mujeres, niños y niñas en nuestro país. Violadores y asesinos que salen libres al poco tiempo. Casualmente ayer hubo un grupo de mujeres que se manifestó en contra de las medidas cautelares dadas a violadores de niños en las últimas semanas, y no vi ni escuche a ningún planteamiento por parte de los que convocan a esta marcha.

Yo si marchó por la familia, por la diversidad, por mis hijos.

Pero me rehúso a marchar en contra de seres humanos a los que se les limita sus derechos, en contra de leyes que buscan erradicar flagelos en nuestra sociedad. Lucho porque mis hijos sepan administrar la información que les llega por Internet, por los medios de comunicación y que amen a su prójimo sin importar raza, sexo, religión y orientación sexual.

#QueVivaElAmor #QueVivaLaFamilia #QueVivaLaDiversidad #ConMisHijosNoSeMetan

 

No hay comentarios

Deja un comentario