Hechos asombrosos de los 5 sentidos que probablemente ignora

0
27
Dra. Jennifer Gardy. (Foto: Michelle Thorpe).

 

Por Leonora Chapman | amlat@rcinet.ca

Un grupo de científicos en el mundo está reescribiendo nuestra comprensión de cómo los sentidos realmente funcionan. Aunque nuestros sentidos son cruciales para nuestra supervivencia, realmente sabemos muy poco acerca de ellos. Pero ahora hay una revolución en curso. Una nueva generación de científicos está llevando a cabo experimentos únicos y a veces extraños para engañar a nuestro cerebro a fin de revelar los secretos de nuestros sentidos.

 

¿Lo que ves afecta lo que sientes?

¿El sonido de un alimento cambia su sabor?

¿Podemos oler el peligro?

 

Mito o ciencia: Los secretos de nuestros sentidos es una investigación realizada por el científico canadiense David Suzuki y que fue difundido en el programa de CBC The Nature of Things.

 

Para investigar el mundo de nuestros sentidos, la Dra. Jennifer Gardy, de CBC se dirigió a Gran Bretaña para conocer a un mago que también es profesor de psicología en la Universidad Goldsmiths de Londres. Juntos usaron la ciencia de la magia y la ilusión para descubrir si ver realmente es creer.

 

En la Universidad de Oxford, Gardy se unió al neurocientífico que creó la famosa prueba de la papa frita para averiguar si el sonido de nuestros alimentos dicta su sabor. Luego fue a la Universidad de Leeds para ayudar a crear una conferencia falsa para descubrir si ver imágenes de insectos espeluznantes es suficiente para empezar a rascarnos.

 

Estas son algunas de las conclusiones…por el momento.

 

Los cinco sentidos y algunos datos desconocidos

 

Nuestra percepción del mundo que nos rodea está formada por los cinco sentidos que usamos para explorarlo. ¿Sabía usted que la lectura con poca luz no dañará su visión? ¿Y que la mayoría de la gente escucha a través de la oreja derecha?

 

Olfato

Nuestra capacidad de oler varía mucho de un humano a otro. Los olores pueden ayudarnos a identificar el peligro cuando estamos despiertos, a remover recuerdos e incluso a afectar el aprendizaje. Pero no todas las narices son iguales.

 

*Los olores pueden transportarnos instantáneamente de regreso a la infancia. De hecho, los olores nos llevan más allá de las señales visuales.

 

*Las personas ciegas olfatean mejor el miedo que las personas videntes. No sólo el miedo –las personas ciegas– hacen un mejor uso del olfato al evaluar otros estados emocionales también.

 

*Ciertos olores pueden aumentar su capacidad de aprendizaje, otros olores pueden inhibirla. Los científicos todavía están recolectando datos, pero los primeros experimentos mostraron que ciertos aromas, como el romero, mejoraron las puntuaciones en las tareas basadas en la memoria.

 

*Las mujeres son mejores en identificar olores que los hombres. La razón, se cree, es evolutiva: Las madres son responsables de los bebés, y los olores advierten de peligros, así que con el tiempo las mujeres desarrollaron un olfato más afilado para proteger a sus niños.

 

*Mientras que el sonido puede interrumpir nuestro sueño, los olores no pueden hacerlo. No podemos confiar en nuestro sentido del olfato para despertarnos en emergencias, como un incendio, por lo que nuestras casas están equipadas con detectores de humo.

 

*Las células de olor en su nariz se renuevan cada mes o dos. Cada 30-60 días, millones de células olfativas mueren y son reemplazadas por nuevas células nerviosas que se desarrollan en el revestimiento interior de la nariz.

 

Gusto/sabor

El olfato, la vista, el tacto y, sí, también el sonido trabajan en equipo con su paladar para crear una impresión de sabor. Incluso nuestra expectativa de cómo algo debe o debería gustar juega un papel.

 

*En las pruebas de sabor a ciegas, la gente clasifica los vinos más favorablemente si simplemente se les dice que los vinos son más caros. Sin el conocimiento de los catadores, ellos beberían vino de todos los precios.

 

*Los alimentos de los aviones saben mal debido a la baja humedad y a la baja presión de aire. El ruido del motor plano también disminuye los sabores. Esto no significa, por supuesto, que excluyendo estos factores, la comida del avión sería una comida deseable.

 

*Veinticinco por ciento de las personas son “supertasters” – personas que tienen 100 veces más papilas gustativas que la persona promedio. Lo que para una boca puede ser una especia suave para su compañero de cena puede significar una sobrecarga del sabor.

 

*¿Tiene agua en la boca cuando describe su comida favorita? Sólo pensar o mirar un alimento activa la misma región del cerebro que “come” los alimentos.

 

*La lengua no está dividida en diferentes regiones gustativas. A muchos de nosotros nos enseñaron que el dulce está en la punta de la lengua, el salado y ácido en los lados, y el amargo en la parte posterior. Pero el viejo “mapa lingüístico” está equivocado. Podemos identificar todos los gustos básicos con cualquier parte de la lengua.

 

*Hay papilas gustativas en toda la boca, no sólo en la lengua. También están en el paladar de la boca, en las mejillas interiores y en la parte posterior de la boca.

 

*Las moscas y las mariposas tienen sus órganos del gusto en sus pies, permitiéndoles probar cualquier cosa sobre la que aterrizan.

 

*Su sentido del gusto disminuye con la edad.

 

Audición

*Hay personas que no escuchan los tonos, pero ¿sabía usted que algunas personas no escuchan el ritmo en la música? La condición se llama “sordera del ritmo”.

 

*Un bebé durmiente puede decir cuando la voz de alguien indica que está triste o trastornado. Un estudio mostró una activación cerebral más fuerte cuando los bebés dormidos oyeron los sonidos de llanto o de discusión.

 

*La mayoría de la gente escucha con su oreja derecha.

 

No todos ven un determinado color de la misma manera. El azul para mí puede no ser azul para usted. ¿Recuerda  el desafío “The Dress”?

 

*Los videojugadores tienen una mejor vista, coordinación mano-ojo y mejor atención visual que los no jugadores.

 

*Leer con poca luz no daña la vista.

 

*Los hombres son más propensos a ser ciegos que las mujeres.

 

*Toma cerca de 1/10 de segundo para que la información viaje de nuestros ojos a nuestro cerebro – un hecho que es a menudo explotado por los magos.

 

*El ojo humano puede distinguir al menos un millón de colores. Sin embargo, nuestros nombres para los colores no son tan prolíficos. En algunos idiomas, incluyendo japonés, tailandés y coreano, la misma palabra se utiliza para describir el azul y el verde.

 

Tacto

*Los dedos más pequeños tienen un mejor sentido del tacto porque tienen más receptores de sentidos juntos en un área más pequeña.

 

*Sólo pensar en algo que pica puede hacernos sentir realmente picazón.

 

*Rascarse una comezón lo hace peor. Rascarse trae alivio instantáneo – pero una vez que el alivio se ha ido, la comezón vuelve como una venganza.

 

El programa de The Nature of Things, también aborda otras preguntas que todos nos hemos quedado alguna vez hasta tarde pensando: ¿podemos realmente acostumbrarnos a un mal olor? ¿Y el color es sólo una ilusión creada por nuestro cerebro?

 

“Nuestros sentidos son realmente notables”, dice CBC después de embarcarse en esta increíble misión para descubrir cómo funcionan nuestros sentidos. “En lo más profundo de nuestro cerebro, las interconexiones entre cada uno de nuestros insumos sensoriales tienen una profunda influencia en cómo experimentamos el mundo. El trabajo que nuestros científicos destacados están haciendo nos está ayudando realmente a explorar esta frontera más humana”.

 

El estudio de los sentidos puede ayudar a diseñar la rehabilitación para las personas que están perdiendo uno de sus sentidos.

 

Pero también da pistas sobre formas más profundas de entender el mundo – la investigación, por ejemplo, muestra que realmente podemos oler el peligro, al distinguir el sudor regular del agresivo.

 

“Hay realmente enormes implicaciones cotidianas de cómo experimentamos nuestro mundo como resultado de estas señales increíblemente sutiles que vienen de todos nuestros sentidos …” dice Gardy añadiendo que apunta a la capa sensorial subyacente en lo que percibimos como el mundo ordinario.

 

 

No hay comentarios

Deja un comentario