Grupo de Lima persiste en tratar de aislar a Venezuela

0
66
Grupo de Lima

Redacción de Bayano digital

Pese al arrollador triunfo en los comicios generales realizados el domingo 20 de mayo, el denominado Grupo de Lima, que integran los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía decidieron desconocer la legitimidad de ese ejercicio democrático, a través del cual fue reelegido el presidente Nicolás Maduro.

A través de un comunicado, el Grupo de Lima adujo que esa decisión se fundamenta “por no cumplir con los estándares internacionales de un proceso democrático, libre, justo y transparente”. El anuncio de ese bloque surge poco después de que Washington advirtió al gobierno de Caracas que se abstuviera de realizar elecciones adelantadas, lo que fue interpretado como una intervención en los asuntos internos de los venezolanos.

Esa agrupación de gobernantes, no anduvo con rodeos para volver a criticar a Venezuela, que en diversos foros internacionales ha rechazado las presiones externas y todo acto injerencista que los sitúa sobre las normas de la Carta Inteamericana. De hecho, el pronunciamiento confirma la decisión de “reducir el nivel de sus relaciones diplomáticas con Venezuela, para lo cual llamarán a consultas a los embajadores en Caracas y convocarán a los embajadores de Venezuela para expresar nuestra protesta”.

Mientras el pueblo venezolano celebraba en las calles el masivo resultado electoral, el Grupo de Lima adujo “preocupación por la profundización de la crisis política, económica, social y humanitaria que ha deteriorado la vida en Venezuela, que se ve reflejada en la migración masiva de venezolanos que llegan a nuestros países en difíciles condiciones y en la pérdida de las instituciones democráticas, el estado de derecho y la falta de garantías y libertades políticas de los ciudadanos”.

Sin embargo, el gobierno venezolano ha respondido en forma viril a ese grupo hostil, que en su declaración “insta a contar con un análisis de riesgo de lavado de activos y financiamiento al terrorismo”, en un velado objetivo de aislar económicamente a Venezuela en el ámbito hemisférico e internacional, tras el fracaso de los planes de subvertir al país a través de la vía armada.

El Grupo de Lima, al que se adhirió Panamá en una vacilante política exterior desvinculada de los procesos de integración regional, deja la puerta abierta para la aplicación de sanciones adicionales a Venezuela, sin tomar en cuenta la masiva participación del pueblo venezolano que habló alto y claro en las urnas, en respaldo de un gobierno legítimamente elegido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here