Fuentes de agua en Panamá contaminadas por concesiones en cuenca del río Chagres

0
445
Comunidades del Chagres apuestan por el derecho a la vida.
  • Denuncian que lucrativas concesiones mineras a la empresa de cemento CEMEX en la cuenca del río Chagres, ponen en peligro la salud y la seguridad de los panameños.
  • La denuncia presentada en la Asamblea General de la Alianza Estratégica Nacional, revela como una concesión en la cuenca del río Chagres, ha causado la pérdida de la calidad del agua que consume la población en las ciudades de Panamá y Colón.

Por Eugenio Cedeño

Lo más delicado de todo, es que las 550 hectáreas que le dio el Ministerio de Comercio de Industrias (MICI) para extraer piedra caliza a la empresa Cementos Mexicanos, S.A. (CEMEX), atenta contra la vida de la mitad de la población del país, que representa a 1,9 millones de panameños, ya que del Lago Alhajuela, surte de agua dulce a las plantas potabilizadoras en la mitad de Panamá.

Por ello, es un atentado para la mitad del país, las cuatro concesiones mineras que dio el MICI a CEMEX Panamá, debido a que no se tomaron en consideración todos los parámetros de los estudios de impacto ambiental. Además, en el proceso se segregaron y se dividieron en cuatro, para tratar de evitar la consulta ciudadana pública. Ello no solamente atenta contra la vida de la mitad del país, sino que viola una de las leyes insignia que le costó 28 millones de balboas al Estado, la ley 21. Asimismo, hay un sinnúmero de normas que están siendo violadas en materia ambiental, por parte de la cuestionada empresa cementera mexicana, que opera canteras para obtener materia prima destinada a la elaboración de productos.

Ahora o nunca depende de la actitud que tengamos nosotros de lucha reivindicativa de recuperar nuestra soberanía a materia de calidad de vida, pero también del agua.

Si el problema de la laguna y los humedales de Darién es difícil, la situación de las comunidades en la cuenca del río Chagres es delicada, porque cualquiera de nosotros puede vivir sin un carro y sin un techo, pero sin agua potable no podemos vivir. El reto ambiental presenta un dilema: la vida o la muerte de las presentes y futuras generaciones.

Datos adicionales:

El río Chagres es una corriente de agua continua de Panamá que desemboca al noroeste en el mar Caribe. Está localizado entre las provincias de Panamá y Colón. En su curso medio se encuentra la represa de Gatún, con la cual se formó el lago artificial Gatún, que conforma el Canal de Panamá.

Ya en 2012, la Comisión Consultiva Ambiental de Colón demostró que había en la cuenca del río Chagres altos niveles de nitrato y fosfato, lo que representa un riesgo para la salud humana, principalmente para los infantes. Los ríos Chilibre y Chilibrillo figuran entre los más contaminados por la sedimentación, las descargas de porquerizas y la presencia de basura y sustancias nocivas provenientes de talleres.

Cuenca del río Chagres amenazada por la sedimentación y la sedimentación. (Foto: El Siglo).

El biólogo Isaías Ramos, del Centro de Incidencia Ambiental (CIAM), de Panamá, advirtió que las muestras presentan altos niveles de coliformes fecales, que sobrepasan 400 veces la norma, por lo que representa una alta contaminación del afluente.

Del río Chagres, se obtiene el 40 por ciento del agua para el funcionamiento del Canal de Panamá y el 80 por ciento del agua que abastece a la mitad de la población del país. Este afluente está dentro del Parque Nacional Chagres, un área protegida que también está en peligro debido al desarrollo de actividades humanas.

En la actualidad, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) se manejan los niveles de los embalses Gatún, Alhajuela y Miraflores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here