Extraordinaria misión de tres delfines entrenados para salvar de la extinción a la vaquita marina en México

0
6
Las vaquitas marinas son vistas en raras ocasiones en el Golfo de California, el área en donde habitan y donde la pesca las ha llevado casi a la extinción. (Foto: Paula Olson).

Redacción
BBC Mundo

Tres delfines se están preparando para una gran misión, quizás la última para salvar de la extinción a toda una especie: la vaquita marina.

El mamífero, que es el cetáceo más pequeño del mundo, tiene actualmente una población de menos de 40 individuos y desde hace un tiempo parece estar condenada a la desaparición.

Pero el gobierno de México reveló el viernes un plan que podría ser la última esperanza para esta especie cuyo hábitat es el Golfo de California, en el noroeste de México.

“No ha habido un esfuerzo similar en ninguna parte del mundo”, aseguró el secretario de Medio Ambiente, Rafael Pacchiano, en una entrevista radiofónica.

El plan es que tres delfines entrenados por la Marina de Estados Unidos a partir de septiembre encuentren a las vaquitas marinas en el Mar de Cortés y las lleven hasta un santuario en la bahía San Rafael.

“Llevamos un año entrenándolos para que puedan ubicar a las vaquitas”, dijo Pacchiano a la cadena Radio Fórmula.

La gran capacidad de aprendizaje de los delfines ha permitido que sean entrenados para misiones de búsqueda en EE.UU.

Estos delfines están capacitados para encontrar buzos perdidos en el mar, pero ahora están practicando otro tipo de búsqueda.

En los primeros ensayos, los delfines fueron capaces de localizar a marsopas, un mamífero marino similar a la vaquita, en la bahía de San Francisco, en Estados Unidos.

La esperanza de las autoridades mexicanas es que los delfines realicen una labor de “pastoreo” para que las vaquitas puedan reproducirse en el refugio de San Rafael.

“Tenemos que garantizar que capturemos al mayor número de vaquitas, en el menor tiempo posible, para tener la oportunidad de salvarlas”, dijo el secretario de Medio Ambiente.

Cambio de redes 

La pesca con redes ha estado prohibida en el pasado, pero las autoridades no han podido detener la pesca ilegal de forma efectiva. (Foto: FLIP NICKLIN/MINDEN PICTURES).

El gobierno de México también emitió una prohibición para que los pescadores ya no puedan utilizar un tipo de red para la pesca de totaba, un pez endémico de la región que es muy apreciado en la medicina tradicional china.

Los pescadores han usado durante años redes de enmalle, conocidas también como “agalleras”, para atrapar las cabezas de esos peces.

Pero la pesca ilegal de la totoaba “provoca la muerte incidental de la vaquita cuando queda atrapada en redes de enmalle”, señala la Secretaría de Medio Ambiente al emitir la prohibición.

La pesca con redes ha estado prohibida en el pasado, pero las autoridades no han podido detener la pesca ilegal de forma efectiva.

Buen parte de la población de la región basa su actividad económica en la pesca, por lo que prohibiciones para el uso de redes que se han aplicado en el pasado no han tenido éxito.

Sin embargo, especialistas han estado trabajando en diseñar otro tipo de red que no causa muerte de otras especies, como la vaquita marina y los delfines.

Las nuevas redes “se van a empezar a probar de manera masiva en los próximos meses”, dijo Pacchiano.

Además, un programa de inversión de casi US$55 millones promovido por el empresario Carlos Slim ayudará a reformar la economía de la región para desincentivar la dependencia económica en la pesca.

El único lugar en el que habita la vaquita marina es el Golfo de California, un espacio de aguas cálidas del noroeste de México.

El actor Leonardo DiCaprio, que ha hecho campaña para salvar a las vaquitas marinas y hace poco tuvo una reunión con el presidente Enrique Peña Nieto, dijo en su cuenta de Twitter que la prohibición de las redes era “una gran noticia”.

En el pasado, acciones de emergencia lograron salvar en México al cóndor de California, que tenía ocho individuos y ahora hay unos 400, y al elefante marino de la Isla de Guadalupe, que de 20 ejemplares pasó a 150.000, según las autoridades ambientales.

Por eso Pacchiano considera que es posible salvar a la vaquita que “no es solo de los mexicanos, es de todo el mundo”.

No hay comentarios

Deja un comentario