En la OEA “los perritos simpáticos” ladran a Venezuela

0
62
Por ordenes de Washington, los perritos simpáticos ladran a Venezuela

Por Cecilio E. Simon E.
Redacción de Bayano digital

  • “Estados Unidos se enfoca en aquellas áreas donde hay problemas como el Medio Oriente. No invierte mucho tiempo en América Latina, pues es como un perro simpático que está durmiendo en la alfombrita y no genera ningún problema, a excepción de Venezuela”, aseguró el ex presidente de Perú Pedro Pablo Kuczynski (PPK) durante su presentación en la Universidad de Princeton.

El llamado Grupo de Lima, saltó de la alfombrita, y como los perritos de Pavlov (científico ruso que experimentó con perros para desarrollar su teoría de la conducta condicionada), votaron en la Asamblea General de la OEA por la suspensión de Venezuela del organismo regional.

En la resolución auspiciada por los Estados Unidos y sus cipayos exigen que se repitan las elecciones, en la que el pueblo venezolano voto en una relación de 3 a 1 por la reelección del presidente Nicolás Maduro; en tanto que en diciembre pasado consideraron legítimo (y hasta democrático) el fraude perpetrado por el narco gobierno en Honduras y las irregularidades denunciadas por la oposición en las recientes elecciones en Colombia.

La resolución de marras que presiona para que el gobierno de Venezuela acepte la denominada “ayuda humanitaria” que busca legitimar la guerra económica desatada por los Estados Unidos contra toda la población venezolana, considerada en el derecho internacional como un delito de lesa humanidad.

Estados Unidos esgrimió el látigo y la zanahoria.

“Va a ser difícil defender la asistencia estadounidense que reciben de los previstos recortes en el presupuesto si ellos, a su vez, no salen a defender la democracia en la región”, han sido amenazas del vicepresidente Mike Pence, el Secretario de Estado Mike Pompeo y el Senador Marco Rubio.

A pesar de ello fracasó en nuevo intento. Solamente contó con el respaldo de los “perritos simpáticos”, que votaron condicionados por la gravedad de los escándalos de corrupción que provoca inestabilidad política y el alineamiento de países como Perú, Argentina, Brasil y Panamá.

Estados Unidos no logró los 25 votos necesarios, por la digna posición de países como Bolivia, El Salador y Haití que se pronunciaron por el respeto al derecho internacional, la autodeterminación y soberanía de la República Bolivariana de Venezuela.

El Presidente Nicolás Maduro y el canciller, Jorge Arreaza, condenaron la resolución ilegal aprobada por la OEA, y reiteraron que Venezuela se retiró voluntariamente (desde hace meses) de la organización, debido a que viola el derecho internacional y genera condiciones para el intervencionismo.

La guerra económica contra la población venezolana,  es similar al brutal crimen de lesa humanidad del imperio Británico, a inicio del siglo XX, para monopolizar la industria textil en la India.

  • Para evitar que los magníficos hilados de Madrás compitieran con el monopolio de la telas inglesas,  el imperio Británico ordenó a sus soldados cortar el dedo pulgar a los tejedores.

Estados Unidos “ha de cortar la yugular a Panamá”, para controlar el canal y sostener su guerra de agresión en Centroamérica, sentenció Senador  Alphonse Damato, previo a la invasión de diciembre de 1989.

En condiciones similares, los Estados Unidos ordenó a sus agentes económicos y políticos matar de hambre a la población y le niegan la provisión medicamentos (cortar el dedo pulgar… cortar la yugular) para monopolizar el petroleo y otros minerales estratégicos controlados por el Estado venezolano y sostener su guerra de agresión en todos país de Iberoamericano que optan por su autodeterminación.

  • Ese  brutal crimen de lesa humanidad, apoyado por los “perritos simpáticos”. está en ejecución en Venezuela.

Deja un comentario