En “alerta máxima” trabajadores del Canal de Panamá, ante posible plan de privatización

0
107
Capitán Iván de La Guardia, en conferencia de prensa en la que confirma el apoyo internacional a la causa canalera. (Foto: Bayano).

En “alerta máxima” trabajadores del Canal de Panamá, ante posible plan de privatización

  • Trabajadores canaleros perciben que hay un trasfondo en el alquiler de remolcadores y equipos a empresas extranjeras, ya que esas funciones son responsabilidad de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).
  • El administrador de la ACP, Jorge Luis Quijano, dijo que el tercer juego de esclusas es operado “en forma segura” desde su inauguración el 26 de junio, y que retornan los antiguos clientes que migraron al Canal de Suez.

Por David Carrasco

Organizaciones sindicales del Canal de Panamá decretaron un estado de “aleta máxima”, con apoyo de sindicatos internacionales, para evitar que sea aplicado un plan de privatización de los servicios de la vía interoceánica panameña, pese a frecuentes desmentidos de las autoridades canaleras que aseguran proteger ese patrimonio.

El secretario general de la Unión de Capitanes y Oficiales de Cubierta del Canal de Panamá (UCOC), Iván De La Guardia, planteó que hay pistas sobre el alcance de ese plan. La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) descarta esas acciones y aduce medidas destinadas a la “modernización” de la vía acuática.

Para reforzar las demandas laborales, De la Guardia firmó un convenio de alianza con la organización internacional Masters, Mates and Pilots, con sede en Maryland, Estados Unidos, lo que contribuiría a “hacerle frente a las posibles intenciones” de privatizar los servicios y bienes patrimoniales de la ACP.

Añadió que la ACP ha contratado los servicios de 12 remolcadores de la multinacional Maersk, de origen danés, para que ofrezca el servicio de remolcadores en las entradas de mar al Canal de Panamá. Asimismo, ha señalado que el personal panameño trabaja más de las horas establecidas, lo que afectaría la Seguridad en los tránsitos.

El dirigente sindical precisó que los trabajadores canaleros permanecen vigilantes, ante “las constantes asistencias de remolcadores privados pertenecientes a empresas extranjeras que se llevan las divisas hasta el exterior”. Aclaró que ello supone un peligro para más de 1.000 empleos en el Canal de Panamá.

En julio de este año, la ACP y la UCOC suscribieron una nueva convención colectiva que regirá la relación obrero-patronal por los próximos cuatro años. La firma del convenio se produjo tras las denuncias de planes privatización de servicios de la vía acuática, que han arreciado en los últimos meses.

Un comunicado de la UCOC resalta que la firma de la alianza con la internacional Masters, Mates and Pilots tiene el objetivo de advertir al país y al mundo de “posibles cambios sustanciales, de pretender implementar la ACP en detrimento de los trabajadores, ya que existe la intención de reducir el personal”.

El documento subraya que “los empleadores a los que se enfrentan las organizaciones a nivel global, son los mismos que utilizan el Canal, pero además son los dueños de las terminales en Panamá con políticas poco favorables para la clase trabajadora”.

En abril de este año, la ACP anunció que cuenta con 46 unidades para asistencia al tránsito de buques y cuatro para asistir operaciones de dragado. En la flota de tránsito, 37 remolcadores están en la flota activa, de los cuales 23 operan regularmente, dando apoyo al tránsito de buques en el Canal de Panamá. Otros nueve remolcadores de reserva fueron asignados al ercer juego de esclusas.

El vicepresidente de Operaciones de la vía interoceánica, Esteban Sáenz, resaltó que desde el año 2000 a la fecha, la ACP invirtió unos 372,8 millones de dólares en la adquisición de nuevos remolcadores para el reemplazo y adición de equipos a la flota, que son sometidos al mantenimiento de inspección intermedia de casco, cada 2,5 años.

A su vez, el capitán Londor Rankin, dirigente de la Unión de Prácticos del Canal de Panamá, aseveró que en junio de 2011, esa organización y la ACP firmaron un memorando de entendimiento para pruebas de esclusajes sin locomotoras. Un informe final reveló la cantidad estimada de remolcadores que serían requeridos en el servicio de esclusajes sin el uso de locomotoras.

Añadió que desde el 2011, la ACP “decidió ignorar los resultados de ese informe”, derivados del estudio técnico, y desde julio de 2016 ha empezado a “contratar unilateralmente los servicios de remolcadores comerciales de la empresa Maersk, por un período de seis meses, prorrogables cada tres meses”.

Rankin advirtió que esas contrataciones violan los procedimientos establecidos, ya que sólo el personal panameño puede ser certificado para esas operaciones, y estimó que ello genera dudas sobre las responsabilidades en caso de accidentes. “Al navegar buques en aguas del Canal de Panamá, debe estar a bordo un práctico de manera obligatoria, para poder brindar el servicio”, acotó.

El planteamiento fue compartido por Luis Yau, secretario general de la Unión de Ingenieros Marinos (UIM) del Canal de Panamá, el secretario general de la CONUSI. Genaro López, y dirigentes de trabajadores de buques petroleros argentinos.

Yau manifestó que el personal asignado se enfrenta al cansancio a bordo de los remolcadores, a casa de horarios extendidos. Recordó que la Corte Suprema de Justicia emitió un fallo favorable a las reclamaciones de ocho horas de trabajo y sostuvo que un cambio en la reglamentación abriría el camino a la privatización de servicios, en contra de aspiraciones soberanas del pueblo panameño.

Un remolcador guía a un buque en tránsito en aguas del Canal de Panamá. (Foto: ACP).
Un remolcador guía a un buque en tránsito en aguas del Canal de Panamá. (Foto: ACP).

Deja un comentario