En 21 palabras Varela, se adhiere al golpe de estado en Venezuela

Permitir que se establezca un gobierno en el exilio en territorio panameño, reforzaría las pretensiones colonialistas de los venezolanos que han emigrado de manera descontrolada al país y que denigran al gentilicio llamado Panamá.

0
352
Entrevista de Juan Carlos Varela y Nicolas Maduro presidentes constitucionales de Panamá y Venezuela.

Por Cecilio E. Simon E.
Redacción de Bayano digital

Desde hace días, circula en las redes sociales, el supuesto ‒sin desmentido oficial alguno– de que Panamá daría territorialidad a un gobierno en el exilio de la oposición venezolana. Es necesario ser cuidadoso, al no dar crédito a esas versiones, pero la sinuosidad de la política exterior de Panamá, que va de la abstención en el Consejo Permanente de la OEA, en septiembre del 2015, a su alineamiento al golpe de estado que promueve Washington, sugieren que algo se negocia tras bastidores. Hasta el momento, lo único claro son los 138 caracteres de las 21 palabras de adhesión al golpe de estado, publicadas en la cuenta de Twitter por el presidente Juan Carlos Varela.

Suspender la Constituyente, escuchar al Pueblo y establecer cronograma electoral es el único camino para lograr la paz social en Venezuela.

Es el mismo guion legitimador del plebiscito realizado por la oposición, de Washington y de altos dignatarios de organismos internacionales que se plegaron a su postura.

  • Impondré sanciones económicas “rápidas y firmes”, si el gobierno de Venezuela sigue adelante con la Asamblea Nacional Constituyente, amenazó Donald Trump.
  • “Instó a suspender el proceso para una Asamblea Nacional Constituyente”, declaró la canciller de la Unión Europea Federica Mogherini.
  • “El pronunciamiento del soberano ordenó que el proceso para la Asamblea Nacional Constituyente se detenga”, dijo el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

El informe  sobre Venezuela de Luis Almagro, advierte el exabrupto en la página 14:

La legislatura fijó el 16 de julio de 2017 como la fecha para la realización de la consulta popular, en la cual todos los venezolanos mayores de 18 años e inscritos en el Consejo Nacional Electoral podían participar.

Aun cuando el plebiscito se efectuó sin el registro electoral, Almagro considera que “la consulta realizada, representa un verdadero ejemplo de vocación cívica y de democracia directa, ejercida por los venezolanos”.

Con dos expresiones claves: suspender la constituyente y escuchar al pueblo, se identifica el coro de los golpistas. Sin embargo, no hay en ellas respuestas a cuatro preguntas esenciales:

  1. ¿Cómo explican que las votaciones se diesen sin el registro electoral?
  2. ¿Quiénes estaban habilitados para votar?
  3. ¿Cuál es el procedimiento establecido para auditar los resultados?
  4. ¿Qué tan confiable es, que los observadores internacionales reclamen como legítimos los resultados, sin que participasen en la auditoría?

¡No hay respuestas!

Los ejecutores del golpe de estado continuado desconocieron al Consejo Nacional Electoral y, por tanto, no contaban, ni cuentan a la fecha, con el registro electoral. Tampoco disponen del sistema de captación de huellas para evitar el voto múltiple.

Los organizadores de la consulta ordenaron quemar los cuadernos electorales y, por tanto, los resultados no son auditables.

¿Cómo es posible que en Panamá, por ejemplo, hayan votado unas 50.000 personas, cuando el registro electoral es de unas 2.500 inscritos habilitados para votar?

La periodista Wyznick Ortega presenta las estadísticas oficiales de Migración y pregunta ¿Cuántos venezolanos están inscritos en Panamá?

Javier Carrillo, director de Migración afirma que el día de la consulta hasta niños votaron. ¿Cómo se explica que la cifra de supuestos votantes supere el registro de venezolanos inscritos en el Servicio Nacional de Migración de Panamá?

Es inaudito que el presidente Juan Carlos Varela aceptara como legítimas y democráticas los vicios de la consulta opositora y que Almagro la presente como un ejemplo de civismo a imitar.

Sin duda las 21 palabras de la cuenta de Twitter del presidente Juan Carlos Varela, es la declaración de la adhesión al golpe de estado fraguado desde Washington, contra el gobierno legítimamente electo del presidente Nicolás Maduro, con el que aún mantiene relaciones diplomáticas.

El mandatario Juan Carlos Varela calificó como un error la proclama de los opositores venezolanos Antonio Ledezma, María Corina Machado y Leopoldo López, de irrespetar el periodo presidencial de Nicolás Maduro. (La Crítica 7 de marzo del 2015)

¿Qué ha cambiado desde el 2015 para que ahora considere legitimo que la oposición irrespete el periodo presidencial de Nicolás Maduro?

De permitir que se establezca en territorio panameño un gobierno de los opositores en el exilio, lo alejan de la política exterior que mantuvo hasta inicios del presente año, lo alinean con Washington y, refuerza las pretensiones colonialistas de los venezolanos que han migrado de manera descontrolada al país y que denigran al gentilicio llamado Panamá.

No hay comentarios

Deja un comentario