El Pacto de la Colina

0
110
En 1958, la juventud panameña se volcó a las calles para exigir mejores niveles de Educación. (Foto de Archivo).

El mes de mayo está lleno de experiencias ricas en acumulación para el movimiento estudiantil panameño.

Redacción Digital La Estrella
opinion@laestrella.com.pa

El mes de mayo está lleno de experiencias ricas en acumulación para el movimiento estudiantil panameño, lastimosamente hoy tenemos a esta expresión del movimiento popular completamente desmovilizada en Panamá.

Era el mes de mayo de 1958 cuando, luego de diversas jornadas que significaron más de 30 muertos, el Movimiento Estudiantil panameño, encabezado por la entonces Gloriosa Federación de Estudiantes de Panamá (FEP), logra una victoria, que, como hemos dicho, costó sangre al pueblo panameño y se adelantó en su época a la lucha estudiantil latinoamericana por una mejor educación, “El Pacto de la Colina”.

Todo comenzó el 2 de mayo de 1958, con la Operación Soberanía, ordenanza acatada por la Unión de Estudiantes Universitarios (UEU), luego del II Congreso Extraordinario de la FEP y que tenía como fin ejercer nuestro derecho soberano en la entonces Zona del Canal. Ese 2 de mayo, de manera pacífica y cívica, fueron sembradas de banderas panameñas muchas áreas de la Zona del Canal, burlando toda la seguridad que ejercía sobre ese territorio el ejército más grande del mundo.

Cansados de las malas condiciones educativas que imperaban en el país, existía un caos educativo, los colegios no contaban con las condiciones, no había educadores, el currículo no correspondía al momento, un grupo de estudiantes procedentes de Aguadulce, marcharon hasta la Presidencia de la República, donde el presidente Ernesto De la Guardia se niega a recibirlos, los estudiantes anunciaron que volverían el día 19. Cuando se llegó a la Plaza Catedral, el edecán del presidente, de apellido Arias Espinoza, ordenó a la Guardia Nacional replegar a los estudiantes; una de las bombas lacrimógenas lanzada por la Guardia, golpea en el pecho al estudiante artesano José Manuel Araúz y le causa la muerte.

Toda la República se paralizó al llamado hecho por la dirigencia de la FEP, para el 21 de mayo es convocada una reunión en la Presidencia, a solicitud del rector de la Universidad de Panamá, de todos los decanos y de la dirigencia estudiantil, allí se acordó que el presidente iniciaría una investigación de la muerte del estudiante Araúz y se atenderían las solicitudes de los estudiantes.

Para el 22 de mayo, jueves, el Instituto Nacional es rodeado por unidades de la Guardia Nacional, violando los acuerdos llegados el día anterior con el presidente De la Guardia y con francotiradores, inician una masacre contra no sólo los estudiantes, sino que contra el pueblo en general, lo que ocasionó unos 30 muertos entre niños, mujeres, estudiantes, obreros y ciudadanos en general.

De estos hechos, son pocas las informaciones que se divulgaron a través de los medios de la época, porque el gobierno censuró a la prensa nacional, esa censura duró por lo menos tres meses. “Hubo una censura por parte del Gobierno de Ernesto De la Guardia, que duró tres meses y el Panamá América sacó en junio de 1958 un suplemento especial de los incidentes con las fotos de los asesinados. Hay una foto en la morgue donde están los cadáveres amontonados uno sobre otro, porque no había espacio para acomodarlos”. Ricardo Arturo Ríos Torres, “Memorias de mis memorias”.

Sepelio del estudiante artesano José Manuel Araúz. (Foto de Archivo).

Los estudiantes sitiados en el Instituto Nacional fueron posteriormente trasladados hasta el Campus de la Universidad de Panamá y allí fueron sitiados por más de una semana por la Guardia Nacional, hasta que se firmó el denominado “Pacto de la Colina”, con el cual se pone fin a los sucesos acaecidos en mayo del 58. Entre otras cosas, el pacto intentaba lograr el compromiso del gobierno y los representantes estudiantiles de resolver la crisis educativa y dar cumplimiento a las aspiraciones de los estudiantes, se crearían nuevos impuestos que permitirían disponer del dinero necesario, se acordó el pago de indemnización a la familia de los fallecidos y lesionados. Se acordó que los comandantes de la Guardia Nacional serían nombrados y removidos por el presidente de la República.

El 29 de mayo, el Pacto de la Colina puso fin a la violencia que se vivió en Panamá semanas antes, pero al final no resolvió el problema educativo y durante los meses que siguieron se dieron nuevas manifestaciones y cierres de escuelas.

El Pacto de la Colina fue oficializado mediante la Ley No. 50 del 30 de octubre de 1958.

*Periodista.davidperez262004@yahoo.com.mx

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here