El Nica Act no escucha el grito de los pobres

Las medidas del gobierno estadounidense contra Nicaragua se oponen a las tres “T” del Papa Francisco: Tierra, Trabajo y Techo.

0
81

Por Cecilio E. Simon E.
Redacción de Bayano digital

Es necesario que escuchemos el grito de los pobres y nos comprometamos a sacarlos de su situación de marginación.  Papa Francisco

El martes 3 de octubre, el Congreso de Estados Unidos aprobó de modo unánime la Nica Act, la cual pasará a debate en el Senado de ese país. El objetivo de esa iniciativa es que todas las solicitudes de préstamos presentadas por el gobierno de Nicaragua ante los organismos financieros internacionales, no sean aprobadas por Estados Unidos.

En ese sentido, el gobierno del presidente nicaragüense Daniel Ortega, considera que el Nica Act es violatorio de la soberanía de Nicaragua y amenaza los programas de lucha contra la pobreza.

La legislación aprobada, ordena al Secretario de Estado certificar, en consulta con las agencias de inteligencia, y en conformidad con la Ley de Seguridad Nacional (de los Estados Unidos) de 1947, el fortalecimiento del Estado de derecho; el respeto a la libertad de asociación y expresión; combate a la corrupción, incluida la investigación y enjuiciamiento a funcionarios gubernamentales; protección al derecho de organización de los partidos de oposición, a periodistas, sindicalistas, defensores de derechos humanos y activistas de la sociedad civil.

De hecho, el Banco Mundial en su informe del 10 de abril de 2017, sobre el Panorama General de Nicaragua señala:

  • “La estabilidad macroeconómica de Nicaragua ha permitido que el Gobierno adapte sus decisiones a estrategias pioneras de más largo plazo para combatir la pobreza, especialmente en las zonas rurales (…) El respaldo de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Banco Mundial para los países más pobres, ha sido clave  para que este cambio sea una realidad”.
  • Para el período 2009 a 2014 en Nicaragua hubo una disminución de 13 puntos porcentuales en la pobreza nacional, que descendió de 42,5 a 29,6 por ciento. Mientras que, para el mismo período, la pobreza extrema registró una disminución de 6 puntos porcentuales, tras pasar del 14,6 por ciento a un 8,3 por ciento, dice el informe del Banco Mundial” . 

El Papa Francisco, en su homilía del pasado 13 de junio, convocó a la               I Jornada Mundial de los Pobres a realizarse  el 19 de noviembre de 2017. En esa exhortación, el sumo pontífice reclama que “no amemos de palabra, sino con obras”.

  • “Si deseamos ofrecer nuestra aportación efectiva al cambio de la historia, generando un desarrollo real, es necesario que escuchemos el grito de los pobres y nos comprometamos a sacarlos de su situación de marginación”, aseguró el vicario de Cristo.

El bloqueo de Estados Unidos a través del Nica Act, de las solicitudes de préstamos presentadas por Nicaragua ante organismos financieros internacionales como el Banco Mundial, pone en riesgo la seguridad alimentaria de los nicaragüenses y afecta el compromiso del gobierno del presidente Daniel Ortega, de sacar a los pobres de su situación de marginación.

El gobierno de Donald Trump,  no escucha el grito de los pobres. No lo hizo ante la calamidad de Puerto Rico y ahora avanza en Nicaragua, como lo hace contra los gobiernos que gritan soberanía, que no se subordinan a sus órdenes y defienden a sus pueblos, a pesar de la vorágine intervencionista de Washington. Las medidas del gobierno estadounidense contra Nicaragua, se oponen a las tres “T” del Papa Francisco: Tierra, Trabajo y Techo.

No hay comentarios

Deja un comentario