El Dedo

0
24

Por Niko Jones

  • Ya se sabe: el hombre del copete dorado atrincherado en la Casa Blanca, manoseaba a las candidatas a Miss Universo, Al muy pícaro le están lloviendo denuncias judiciales por utilizar la mano que aprieta.
  • En el Palacio Presidencial, donde se percibe un intenso olor a chow mein y chow fun, podrían cambiar garzas palaciegas por patos pekineses. Parece un cuento chino narrado por El Último Maestro del Aire, ¿o no?
  • La OEA cierra los ojos mientras le están rompiendo la crisma al sufrido pueblo hondureño que lucha contra el fraude. Almagro, el “lamebotas” en la OEA, prefiere criticar y censurar a Venezuela. ¡Qué espanto!
  • ¿Será verdad que en el Club Unión unos magnates de la industria de la construcción se cayeron de espaldas cuando vieron entrar a un mesero con una manzana azul servida en un plato? La conciencia traiciona.
  • Los malpensantes han sugerido que el escándalo “Blue Apple” y otros que están en camino podrían opacar al gran escándalo de sobornos y “lavado de dinero” de Odebrecht, que salpica a la cúpula financiera.
  • ¡Qué porquería! El gobierno eligió a los lodazales para entregar jamones en comunidades mojadas. El diputado Chello Gálvez, experto en clientelismo, puede asesorar a funcionarios del IMA en la distribución.
  • En las estaciones del Metro de Panamá suenan un silbato ensordecedor en espacios cerrados. ¿Qué hace el alcalde José Blandón que no ha parado esos abusos. El ruido generado supera los decibeles permitidos.
  • La pizza napolitana compite por ser patrimonio de la Unesco. Y, ¿qué pasó con el sancocho, el guacho de mariscos y el arroz con guandú y gallina guisada? Otra vez nos están “ninguneando” en ese organismo.
  • Robos, embotellamientos y la frase de los taxistas “no voy” son parte del gran regalo navideño en diciembre. Y mientras Santa Claus exclama ¡jo, jo, jo!, se están clavando a los consumidores con precios altos.
  • Bueno será el día en que beatas opuestas a la Educación Sexual en las escuelas en Panamá lean el Catecismo en los “Push Buttons”. Allí encontrarán a los estudiantes sin orientación practicando sexo duro y parejo,
  • Para ganar respeto en las calles, los agentes de Tránsito tendrán que matricularse en la Locademia de Policía. Los conductores de vehículos los tratan de “coimeros”. Crearon mala fama y ahora nadie los quiere.
  • En diciembre, mientras cantan villancicos y destapan el tamal de la corrupción, habrá cambios en las jefaturas policiales y en la Corte Suprema. En ese zaperoco surgen quinielas para apostar a ganador. ¡Jo!
  • El ministro de Ambiente lo niega, pero en MiAmbiente hay una lucha de máscara contra cabellera. Félix Wing está hecho el Diablo, poniendo denuncias insólitas. El conflicto sólo beneficia a los expoliadores.

No hay comentarios

Deja un comentario