El Dedo

0
17

Por Niko Jones

  • Donald y Melania mostraron sus calzados finos en Texas, frente a los desarrapados que dejó el huracán Harvey. A bordo del helicóptero, llevaban alcohol para frotarse las manos tras saludar a gente arruinada. ¡Qué barbaridad!
  • Hay empresas precalificadas para la construcción del muro entre Estados Unidos y México, pero muchos exigen tomar el dinero de ese proyecto absurdo y destinarlo a la reconstrucción de Texas, luego de la catástrofe sin precedentes.
  • En la devastada Houston, pidieron al hombre del copete dorado que cerrase el pico. “No vuelva a afirmar que el cambio climáticos no existe”. Una inmigrante indignada lo miró con desconfianza, al no haberse mojado los pies.
  • Si en Houston llueve, en Panamá no escampa. Bayano predijo inundaciones en Juan Díaz, debido a construcciones pésimas y la destrucción de manglares. El capital rentista y la coima han prevalecido sobre las comunidades y la gente.
  • Tras la linda amistad que surgió entre Pence y Varela, todos pensaban que Estados Unidos regalaría a Panamá una flota de submarinos, pero el embajador de EEUU, John Feeley, se apareció con tres “pangas” (botes). ¿Austeridad?
  • Ojalá que esas “pangas” entregadas a muchachos del SENAN sirvan en el mar, donde la vida es más sabrosa. Pero, ¡nunca dejen trepar a las naves a los mercenarios colombianos ni a los terroristas de la “Guarimba” venezolana!
  • Proteger las uñas de los hombres de uniforme es prioridad en Panamá. En la Policía Nacional, están preocupados por el glamour y se preparan para nuevas protestas callejeras, con blindaje en las uñas. ¡Cuiden los deditos!
  • Como buen “Ninja Turtle”, el presidente Varela desenfundó su catana contra el sistema judicial y dio a entender que allí se cocina la corrupción. ¿Habrá poderes separados y armónica colaboración entre los órganos del Estado?
  • Sentado sobre los expedientes, un magistrado designado en el período martinellesco escuchó las críticas del mandatario y comentó: “esto es como un Dejavou, porque las intrigas ya la vivimos en la gran Corte de los Milagros”.
  • Dicen que en la Corte Suprema corean la pegajosa canción “Burundanga”: Songo le dio a Borondongo, Borondongo le dio a Bernabé, Bernabé le pegó a Muchilanga, le echó a Burundanga… les hinchan los pies. ¡Monina!
  • Como si fuese opio, los imputados en la red de corrupción de Odebrecht deben haberse fumado las páginas del directorio telefónico. Sus declaraciones incluyen listas que no conducen a ningún parte, pero sí al poder económico.
  • Ya lo advertía Omar Torrijos cuando recordaba el caos oficial y el reparto de las riquezas nacionales entre los depredadores del Estado panameño: “Decir imperialismo y oligarquía es una redundancia, porque es decir lo mismo”.
  • Las FARC son un partido político, aunque algunos afirman que debieron cambiar las siglas como gancho electoral. Amanecerá y veremos qué pasa en el Macondo colombiano, donde hasta los gatos leen Cien Años de Soledad y piden paz.

No hay comentarios

Deja un comentario