El Dedo

0
43

 

Por Niko Jones

  • Al inquieto hombre del copete dorado de Washington le sonaron una trompeta en Berlín, por tratar de cobrarle a los alemanes los recibos de gastos en la OTAN. Allá le enseñaron un Dauerwurst (salchichón grueso), para que respete.
  • El embajador y jefe de la delegación de la Unión Europea en Nicaragua y Panamá ante el Sistema de Integración Económica de Centroamérica (SIECA), Kenneth Bell, dijo que el mundo enfrenta “incertidumbre” y navega en “aguas turbias”.
  • La Semana Santa agarrará orando al embajador John Feeley. El diplomático estadounidense, quien disfrutó el Carnaval, implora al cielo para que salven al grupo de La Estrella de Panamá de la Lista Clinton. Eso se llama devoción.
  • El presidente Juan Carlos Varela intentó seguirle los pasos a Feeley. Llevó escapulario, libros de exorcismo, agua bendita y una bandera panameñista, pero abandonó la idea debido a los graves escándalos de Mossack Fonseca y Odebrecht.
  • Mientras Varela bailaba con unos rabinos, como si estuviese en las bodas de Caná de Galilea, en la región de Azuero miles de personas se estaban asfixiando a causa intenso del humo tóxico proveniente del vertedero de basura en llamas. ¡Jooo!
  • Pronto, la coalición bélica que dirige Estados Unidos llamará a Panamá para que ofrezca su cuota de sangre y lealtad. Como perritos perdidos en feria, los panameños irán a un berenjenal, en espera del recibir el cariño de Washington.
  • Sin embargo, hay diferencias entre un soldado gringo y uno panameño. En su mochila, un gringo carga pavo rostizado, bebida de cola, almendras tostadas y pork & beans. El panameño lleva bofe frito, boli, mafá y patacones.
  • Con una guaricha encendida en la mano, Tortugón le dijo a los panameños: “no temáis a quien te-mió”. Hubo un gran desmadre, pánico y desmayos en el Metro y hasta en Honduras se quedaron sin iluminación, por la falta de energía.
  • El Papa Francisco no quiere chanchullos, corrupción y coimas en el Encuentro Mundial de la Juventud en Panamá, en 2019. Algunos religiosos desean saber más del programa “Cero letrinas”, y si en verdad hay cama para tanta gente.
  • Sin la ministra de Ambiente en su puesto, los ambientalistas preguntan: ¿ahora quién podrá defendernos? Los devoradores de tierra y de minerales tienen el ojo puesto en el Corredor Biológico Mesoamericano y en Cerro Quema.
  • Marzo pasará a la historia como el mes de la muerte en las carreteras de Panamá. La falta de medidas preventivas, la velocidad y el mal estado de las vías contribuye al luto. A quienes les va bien, son a las funerarias y floristerías.
  • A pesar de todo, tras los discursos de Varela, algunos han visto gritar a un enano repelente: ¡el avión, el avión!, para promover a Panamá como un lugar de destino de la fantasía. Todo sería verdad, si no fuese porque hay país repleto de pobres.
  • El lema “El pueblo primero” se quedó corto para explicar la lucha entre poderes del Estado. Los escándalos atrapan al gobierno mientras a la población le roban en la calle. Además de Pinocho, falta un “Pepe Grillo” en el Gabinete.

No hay comentarios

Deja un comentario