El Dedo

0
39

Por Niko Jones

  • Hay rebelión en la ciudad de los rascacielos contra el hombre el copete dorado. Su proyecto de muro cada día cuesta más caro, pero obviamente no está en manos de Odebrecht. Parece que ese negocio apestoso se pudrirá en su cuna.
  • El proyecto del muro de marras empezó en ocho millones de dólares. Luego se dijo que costaría 11 millones. Pero, ahora, han anticipado que costaría 21 millones de dólares. Es posible que salga gratis a EEUU, si lo paga Peña Nieto.
  • Las amenazas de Trump contra Irán se producen 55 años después del inútil boqueo a Cuba. No está mal el show para un inquieto magnate que organizaba concursos de belleza y fue acusado de plagiar planos de una torre en Dubái.
  • Un abanico encendido está lanzando caca. El gobierno de las tortuguitas adquirió una alfombra para cubrirse, pero el abogado Fonseca Mora tiene barriles llenos y amenaza con meterlos a todos en los sumideros. ¡Qué horror!
  • Parece que quienes manejan la cadena del excusado están en Washington. Les encanta ver a los latinoamericanos hasta la tusa. Lanzar caca ha sido su especialidad en los últimos 100 años. Eso es hasta que el pupú valga dinero, ¿o no?
  • La caca también ha llegado a los partidos de oposición, que ha tenido una pobre respuesta al fraude y los escándalos, mientras que algunos comerciantes piden “parar la mano ya”, porque se puede dañar el negocio, frente tanto lío a la vista.
  • Después de que el presidente Varela presentó una lista parcial de donantes a su campaña, los honrados integrantes del gabinete se preparan para entregar listas en las que aparecen vendedores de raspados con sirope y dueños de fondas.
  • Medios informativos deben una disculpa a la señorita Keity Drennan, por haber divulgado su supuesta detención por unidades antinarcóticos en el Aeropuerto de Heathrow, en Londres. Notas falsas desvían la atención pública.
  • Agatha Christie estaría maravillada con los crímenes misteriosos en Panamá. Parece que muchos gringos eligen a Bocas el Toro para morir en manos de ignotos. Puede que alguien siga los pasos del malvado “Wild Bill”.
  • ¿Estará el gobierno preparado para lidiar con tantos borrachos, drogadictos, pistoleros, asaltantes de casas, dementes y malandros en el Carnaval 2017? Una buena pregunta para el director de la Policía Nacional, Omar Pinzón.
  • En Colombia, fingen rapto para exigir dinero y pagar deuda en burdel. Ojalá que ese ejemplo no sea imitado en Panamá, donde algunas personalidades han empeñado joyas para pagar las noches de farra en el trópico ardiente y húmedo.
  • Las mujeres panameñas no quieren más femicidios, pero hay que acompañar esos reclamos con mejores mecanismos de protección en un país donde las familias están desintegradas. Alejar a las niñas de las pandillas, es una prioridad.
  • Luego de un pliego de modificaciones al proyecto de Ley 92, la población exige el pago de la segunda partida del décimo tercer mes, de 1972 a 1983 a servidores públicos y trabajadores del sector privado. Bayano los respalda en esa lucha.

No hay comentarios

Deja un comentario