El Dedo

0
75

El Dedo

Por Niko Jones

  • El contralor Federico Humbert está pasando agachado, luego de prometer que investigaría peculados cometidos en el gobierno de “La Locura”. Es hora de decirle al país dónde está el botín que se llevaron Alí Babá y los 40 ladrones.
  • Estampitas y plegarias del Opus Dei son suficientes para acallar el clamor de panameños, hartos de tanta corrupción. Es tiempo de equidad, alto al narcotráfico, así como del cese a los abusos, la inseguridad, el pillaje y la trampa, ¿o no?
  • Inseguridad es el pan nuestro de cada día. No es una consigna, sino la realidad: garrotazos a los parabrisas de los autos, robo en estaciones de combustible, hurtos en paradas de autobuses y clonación de tarjetas. ¡A este país no lo para nadie!
  • Conspiradores contra el proceso de paz en Colombia, son los mismos que urden planes macabros en Panamá. No quieren naciones liberadas, sino títeres de guerra. Por ello, también provocan a Venezuela, a su pueblo y a su bandera.
  • La periodista ambientalista Ligia Arreaga emigró de la provincia de Darién debido a amenazas de las ultraderechistas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), pero el Senafront no oye, no ve, ni dice nada. ¡Qué barbaridad!
  • Arreaga puso el dedo en la llaga contra enemigos del ambiente que destruyen la Laguna de Matusagaratí. Ese crimen ecológico no quedará impune. Miles de voces tomarán la tribuna de la reportera en ese Macondo deforestado.
  • Diseñadores y constructores del colapsado muro en el sector de Costa del Este y los inspectores de Ingeniería Municipal deberían ir al cine y ver la película Horizonte Profundo, sobre daños al ambiente que se pagan con cárcel en EEUU.
  • Plagas y enfermedades azotan el cultivo de arroz en el distrito de Tonosí. Además de andar con la capa caída, los olvidados arroceros son huérfanos de la asesoría técnica del Instituto de Investigación Agropecuaria (IDIAP), que va por fuera.
  • El muy beato gobierno de “Cero Letrinas” pierde credibilidad por la importación de granos con sello oficial, justo en el inicio de la zafra arrocera. Ya está bueno de pasar el Niágara en bicicleta por culpa del abominable tortuguismo.
  • ¿Será cierto que el rostro del monumento a Arnulfo Arias en el sector de Ancón no corresponde al “Fufo”, sino al insigne vate Javier Hernández, olvidado por los suyos tras haber defendido la causa panameñista? ¡Loor al poeta atómico!
  • El FMI corrigió el pronóstico de crecimiento de Panamá en 2016. En la sede monetaria apareció Kung Fu y le dijo a sus alumnos panameños: ¡cierren los ojos, pequeños saltamontes. Agárrense y no lloren, porque se van a encoger!

Deja un comentario