El Dedo

0
86

El Dedo

Por Niko Jones

  • Entre los incentivos económicos para filmar películas en Panamá, figuran zonas inundadas en la urbe. En Hollywood, estudian la posibilidad de filmar en San Miguelito y Villa Lucre un capítulo del Mundo Acuático, de MadMax.
  • En ese filme, sin duda, será coreada la consigna: ¡los vamos a ahogar!, que popularizó la Cruzada Civilista contra Noriega. Pero esta vez, será con agua sucia que cubre las casas. Los afectados se sienten como si hubiesen cruzado el Ganges.
  • El arzobispo José Domingo Ulloa puso “el dedo en la llaga”, cuando pidió al gobierno y a los médicos que humanicen los servicios de Salud convertidos en un negocio perverso. No hay medicamentos en la CSS, ni en los Centros de Salud.
  • En Naciones Unidas, preguntan: ¿cuándo Varela y los Ngäbe Buglé fumarán la pipa de la paz, al mejor estilo de los jefes de la tribu Sioux, por el tema de Barro Blanco. A falta de tabaco, buenas son las hojas de guarumo para fumar y hacer amigos.
  • El animal misterioso que atacó a un niño en Chiriquí, se parece al gato volador. Siempre que aumenta el precio de la leche, la carne o el arroz, llega un “cuco”, el monstro de la Laguna Negra o duendes apestosos para asustar a la gente.
  • Los amantes de la fauna tropical esperan que las tortugas que merodean en el Palacio de las Garza y pone a los súbditos a marcar el paso, no asuman un comportamiento violento similar al del gato volador que vapuleó al mozalbete.
  • La Seguridad en la CSS está activada para sacarle la mugre al que tome fotos en ese centro hospitalario. Varios periodistas y fotógrafos fueron asoleados en esas instalaciones, antes de ser enviados al cuarto de urgencia para las suturas. ¡Jooo!
  • Parece que Hilary Clinton no subirá la loma. Los médicos que la atienden notaron a la mujer de Bill algo frágil. Si se baja del barco, dejaría el camino libre al racista que quiere llegar a la Casa Blanca para arrodillar a los latinoamericanos.
  • Detener la corrupción, debe ser un objetivo nacional. El país se hunde a causa de la trampa, el peculado, la coima, y la impunidad de los que le metieron la mano en los bolsillos al pueblo y recibieron “casa por cárcel” por malos actos.
  • Será cierto que el Papa le dijo a Tortugón: ¡hijo mío, eres un hombre de fe, pero no necesitas venir al Vaticano a confesar pecados y a untarte agua bendita. En Panamá hay parroquias confortables y buenos resguardos contra el mal de ojo!
  • Se dice que Tortugón salió del Vaticano., iluminado y diciendo: “yo le prometí al pueblo agua, y voy a cumplir”, y las calles de la Ciudad de Panamá se inundaron con H2O que venía del cielo y de las alcantarillas tapadas. ¡Qué horror!
  • Alguien escribió a Bayano digital para preguntar si las tortugas marinas y terrestres van al cielo. Y la respuesta fue clara y contundente: ¡No sé, ni me interesa!

Deja un comentario