El Dedo

0
97

El Dedo

Por Niko Jones

  • El comentarista Juan Carlos Tapia está en deuda con los televidentes de “Lo Mejor del Boxeo”. Se espera que revele quiénes son los de jueces y magistrados de la Corte Suprema que venden el alma al Diablo y cometen delitos.
  • Mientras algunos proponen escudriñar el sistema judicial, otros preguntan por qué en Panamá no hubo detenidos en el Senafront y Migración, en el caso de trata de personas en que fue desmantelada una red internacional de tráfico humano.
  • En Panamá, un fiscal ordenó detener a un hotelero y a dos mujeres en chancletas, como presuntos cabecillas de esa red. El caso es investigado por Sherlock Holmes y Watson, para conocer a los que dan el visto bueno a migrantes irregulares.
  • Varela prometió el combate a la inequidad de los que violan la ley y tuercen los fallos, durante su comparecencia a la Asamblea Nacional de Diputados el 1 de julio. ¿Podrá con la múcura de la Tremenda Corte el heredero de Arnulfo Arias?
  • Al mandatario se le olvidó mencionar cómo traerá a Panamá al prófugo “Súper agente 99” y que ese caso “está peludo” y más difícil que ensillar a un gallinazo. El enzapatillado celebra con tragos, snacks y pork & beans que prepara el Tío Sam.
  • Productores de arroz mantienen velas encendidas y preguntan a Juanca, desde la comunidad de Pesé, en la región de Azuero: ¿por qué el gobierno nos ha abandonado y adeuda todavía 15 millones de dólares? ¡Jesús alabado!, dicen los arroceros.
  • El gobierno sigue trayendo miles de dosis contra el A (H1N1), pero la gente sigue muriendo de diarrea y enfermedades relacionadas con la falta de agua potable en zonas marginales. Salud es también acueductos, educación y comida. ¿o no?
  • En su aparición ante las cámaras y medios noticiosos, el flamante ministro del MIDA aparece maquillado, sin despeinarse. ¿Sabrá andar en el lodo y frenar el negociado de monopolios que afecta a la canasta básica de alimentos?
  • Ya se escucha en el lenguaje de las multinacionales el proverbio; “dadme un Canal y moveré al mundo”, pero otros recuerdan la consigna “una sola bandera, un solo territorio”. Es el debate que dejó la ampliación de la vía acuática panameña.
  • La población podría terminar pagando un Canal por el precio de dos, si las demandas del grupo contratista prosperan en las instancias de reclamos, pero nadie aceptará esa bellaquería. Amanecerá y veremos, en el país de “nunca jamás”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here