El Dedo

0
110

El Dedo

Por Niko Jones

  • El embajador de EEEUU en Panamá, John Feeley, anda con un pie vendado ¿Habrá sido un desliz? Recomendamos al joven diplomático que archive las botas de “Ranger” y calce unas cutarras, para caminar seguro y sentirse más humilde.
  • Entre los embajadores amantes de las cutarras, estaba Joseph Farland. Hace décadas, no se perdía un “pindín”. Salomaba y prefería estar ensombrerado y con traje de montuno, en fiestas populares, en vez de estar dando discursos contra alguien.
  • También es bueno recodar que, a veces, el jolgorio va más allá de lo inesperado. En una ocasión, la hija del ex embajador gringo Arthur Davis persiguió con una botella de champaña en la mano al rápido y furioso Cleto Hernández, del G-2.
  • El subprocurador general del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Kenneth Blanco, fue a la Procuraduría de Panamá a preguntar por el caso Waked. La procuradora Kenia Porcell podría ir a Washington y preguntar por Martinelli.
  • Un nuevo escándalo está a la vista de todos con el AH1N1. Al Ministerio de Salud le sacaron tarjeta roja, en medio de historias de amor y epidemias. Por ello, los indignas Kunas siempre tienen como plan “B”, a un Nele o a un yerbero.
  • Pedir a la población que se lave las manos, en un país lleno de basura, parece un chiste. En muchos hogares no hay plata para comprar detergente y gel antibacterial. El dinero lo tienen los que asaltaron arcas públicas y obtuvieron “casa por cárcel”.
  • Algunos malpensantes critican a “Toro” Pérez Balladares y al Súper agente 99, por cultivar una linda amistad, pero podrían estar hablando de las ofertas del mes. Ellos son “good guys” emprendedores, van a misa y comulgan juntos, ¿o no?
  • Ante tantos accidentes en la Vía Centenario, los lectores ven con buenos ojos que trasladen a la Autoridad del Tránsito al borde de esa carretera, con ambulancia y todo, para a la muerte sobre ruedas. Así todos crecerán como personas.
  • Para celebrar la vida, es necesario que defendamos los recursos naturales, especialmente el agua, que está en peligro a causa del mal manejo de cuencas hidrográficas y el control comercial desmedido de fuentes, por parte de grupos privados.
  • Nuevas voces se alzan contra la privatización del IDAAN. Ya lo decía el general Torrijos: “bien pendejos serían” (los panameños), si se dejan quitar lo conquistado. Ello vale para el Canal de Panamá ampliado. ¡Amanecerá y veremos!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here