El Dedo

0
29

El Dedo

Por Niko Jones

  • Cuando Ricardo Martinelli inició su paseo en el jardín de El Renacer, preguntó: ¿dónde está el pozo de los deseos? Un centinela le aclaró que ese es un centro penitenciario y no un programa del comediante Benny Hill.
  • Mientras Camacho arropaba al “Loco” con una manta del CD, el presidente Varela averiguaba en Rusia todo sobre el finado Rasputín, el misterioso adivinador. Rasputín sabía conspirar, pero el imperio lo silenció.
  • ¿Qué le pasará al letrado Sidney Sittón, abogado del Súper Agente 99, quien últimamente viste como un predicador de púlpito y hace profecías apocalípticas relacionadas con los procesos judiciales en la tremenda Corte?
  • Rumbo a la cabaña de el “Loco” en la cárcel El Renacer, vieron a un mensajero con varios libros, entre ellos El Gran Escape, 20.000 Leguas de Viaje Submarino, y cursos del escapista Harry Houdini. ¿Para qué será?
  • Está claro que el contralor general debe investigar para recuperar millones de dólares del Estado convertidos en botín. Haga allanamientos en el Club Unión, Paitilla y Coronado. Los rabiblancos roban bastante.
  • La empresa de transmisión eléctrica (Etesa), es blanco de un intento de goleada: la privatización. Desde su tumba, Omar Torrijos habló a los que pagan la luz cara: ¡bien pendejos serán si se dejan quitar lo conquistado!
  • El jefe de la Policía Nacional debe darse a respetar y no permitir que a sus unidades las cojan de “tontos útiles”, como en el caso de la detención del profesor Miguel Bernal, quien recogía firmas electorales.
  • En el Mundial de Rusia 2018, los belgas dieron gracias a Varela: “Merci beaucoup Monsieur. Vous avez envoyé du sel à l’équipe de football du Panama avant de jouer contre nous”. ¡Tortugón pa’ salado, carajo!
  • El estrés y el manejo ofensivo llevan a conductores en Panamá a desenfundar y tirar plomo. Por la vía que vamos, todos juntos vivirán en las calles la Masacre del Día de San Valentín o la saga del Jinete sin Cabeza.
  • Motta es la mano que mece la cuna de Drácula y factura en grande, sin duda, mientras que empresarios arruinados en Colón se están comiendo un cable grueso. Así de pura es la bendición del Tío Sam y del gobierno.
  • Por cierto, en la Embajada gringa ya están preparando la tradicional frijolada del 4 de julio. Los invitados recibirán un guion sobre cómo proceder en las elecciones de 2019. Para eso es la fiesta de “pork & beans”.
  • El oficialismo espera ganarse la Lotería y obtener los 300 millones de dólares que necesita en su mal calculado presupuesto. Pero, cuidado, porque en la guerra con los diputados podría quedar manos atrás.
  • Es un tema “top secret”. El gobierno decidió no hablar más del confidencial programa “Cero Letrina”. Tal vez, no hay nadie en Palacio que hale la cadena. En 2019, se sabrá, al fin, si alcanzan o no inodoros para todos.

Deja un comentario