El Dedo

0
15

Por Niko Jones

  • La Cumbre de las América en Perú fue como un “Déjà vu” para los políticos. Las escenas parecían extraídas del videojuego “Scooby-Doo in the Ghosts of Pirate Beach”, y Panamá estaba allí, en esa pesadilla. ¡Jo!
  • Donald Trump tiene un dedo en el gatillo nuclear y otro sobre las mujeres que lo acusan de acoso sexual. El muy pícaro se burla de los firmantes de la Declaración de Independencia de EEUU, mientras se hunde en la lama.
  • Tras ganar su milla extra, imitando a Gulliver y sus viajes, el presidente Juan Carlos Varela llevará a sus ministros y a sus amigos del Opus Dei en un “tour” por el casco de la ciudad de Colón, lleno de moscas. ¡Qué gran idea!
  • Los Locos Adams se han instalado en el Palacio Bolívar. Sólo a unos “ñames” se les ocurre invitar a la Sala Capitular al ex alcalde venezolano Antonio Ledezma, un viejito ladino con cara de pillo, acostumbrado a la “dolce vita”.
  • A paso de tortuga, los chicos del Suntracs protestaron frente al edificio donde reposa el presidente. Pero, no sirvió de nada. A esa hora, el hombre nacido en Pesé dormía y soñaba que recogía dátiles y arena en el desierto jordano.
  • “La avaricia rompe el saco”, decían las abuelas al ver a gente del “circulo cero” oficialista metiendo los pies y las manos en los “Panama Papers” y “Blue Apple”. El botín es grande y el contralor Federico Humbert lo sabe.
  • ¿Por qué terminaría la linda amistad entre Juan Carlos Varela y Ramón Fonseca Mora, a quien cayó un rayo judicial? Algunos culpan a la OCDE y otros a Gringolandia, pero muchos bellacos sospechan de “Ricky” Martinelli.
  • El millonario peculado en la Caja de Seguro Social (CSS) revela que Panamá también en un  paraíso de bribones. El escándalo de corrupción incluye a empresarios que, incluso, efectúan obras de caridad. ¡Bandidos!
  • En vez de cuadernos y lápices, niños de escuelas primarias en Panamá llevan en sus mochilas pistolas y puñales. Es una señal de deterioro social denunciada por el arzobispo José Domingo Ulloa. ¿Qué dirán de ello en el Meduca?
  • Otros que quieren quedarse con el santo y la limosna de los panameños, son las empresas del sector eléctrico. Han aumentado las tarifas a su antojo, para obligar al pueblo a pagar más por la ineficiencia y la desidia.
  • En el país de los ciegos, el tuerto es rey. Dichosos los ojos que no ven las regatas de autobuses en la capital panameña y las trabas del Tribunal Electoral a las candidaturas independientes. ¿Serán pruebas de verdadera fe y tolerancia?
  • El gobierno panameñista sí tiene quien le escriba. Bajo el Martinellato, aprendió a hacer amigos junto a Odebrecht. Y si Fonseca Mora se va pa’ la porra, vendrán más súbditos que gritarán: “plata en mano, culo en tierra”.
  • Cuando el “presi” era monaguillo, donó su óbolo al FMLN de El Salvador. Ahora, algo crecidito, apuesta por Washington, e ignora que el cachetón del copete dorado que vive con Melania en EEUU tiene un plan bélico. ¡Cuidado!

Deja un comentario