El Dedo

0
49

Por Niko Jones

  • En la gala de los Premios Oscar 2018, de la cinematografía mundial, los actores desafiaron la política racista y de miedo impuesta por Donald Trump. Los artistas se anotaron un poroto al defender a la Cultura contra la estupidez.

  • Ya lo dijo Noam Chomsky, al explorar las barreras de la vanidad: “la gente se percibe menos representada y lleva una vida precaria. El resultado es una mezcla de enfado y miedo”. ¡Qué gran descripción del reto del pueblo de EE.UU.!

  • En Panamá, las cosas no andan nada bien. En el primer día de clases, algunos niños escribieron en el pizarrón Co-rrup-ción, para aprender a dividir las palabras en sílabas. Una maestra ordenó: ¡ahora hagan lo mismo con impunidad!

  • Por cierto, el Colegio Nacional de Abogados se ofreció como mediador en la crisis institucional del país. Pero, al Colegio le fala la inspiración de doctores en derecho de la talla de César “Checho” Quintero y Secundino Torres Gudiño.
  • El presidente Varela fue abucheado cuando llegó a la ciudad de Colón para comprar “saus” y “plantintá”. ¡Qué ocurrencia, al aparecerse allí poco antes del inicio de una huelga decretada por el pueblo colonense, cabreado por la corrupción!
  • Está claro que Colón no es un circo y que el mandatario debe pedir perdón a la gente con cédula 3, si quiere regresar a esa ciudad a comprar su botella de “Icinglass”, un producto a base de algas que hace maravillas en la vida conyugal.
  • Dicen que policías con caras de gorilas que el “presi” llevó a Colón se molestaron cuando en la aceras de las 16 calles de la ciudad les enseñaron el dedo. ¿Sabrán los uniformados qué es el torrijismo, y que la bayoneta no le gana al diálogo?
  • El Maestro Po dijo a su discípulo. “Pequeño Saltamontes, si vas a Colón, no te pongas las zapatillas de Martinelli ni los Florsheim de Varela. Instrúyete leyendo el poema sobre los Cagonautas, que escribió Javier, el poeta atómico”.
  • En la Asamblea Nacional y en la Corte Suprema están hartos de usar el feo antifaz oficialista. Diputados y magistrados se niegan a sacar las castañas del fuego del escándalo de coimas de Odebrecht, que se llevará a muchos por los cachos.
  • El embajador de EE.UU., John Feeley, se fue sin decir adiós al país que lo conoció arriba de un helicóptero. “Usted no volará más en las alas de Air Force”, le dijo Donald Trump, tras verlo en una marcha de diversidad sexual en Panamá.
  • Le tocará a otro diplomático gringo preparar la tradicional olla de Pork & Beans para compartir con los políticos panameños y anunciarles quién será el próximo presidente de la república. Hasta ahora, sólo han apoyado a ineptos y canallas.
  • Afiliaciones fraudulentas de extranjeros en la CSS conspiran contra los fondos de la institución de todos los asegurados. La corrupción es la antesala para privatizar los servicios de Salud Pero, sépanlo de una vez: ¡los corruptos no pasarán!
  • Reconocimiento para Aida Andrión, quien acaba de publicar un libro en el que reúne las biografías de 50 legisladoras y diputadas panameñas a lo largo de la historia. La obra revela un gran esfuerzo de investigación y documentación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here