El Dedo

0
20

Por Niko Jones

  • ¿Qué disfraz elegirá en el Carnaval la pareja presidencial, tras ver a aspirantes a la tremenda Corte vestidos de nonecas para formar el “arrepinche” en el culeco de la corrupción? ¡El de unas tortuguitas ninjas!, por supuesto.

  • Se dice que quienes entran a la jaula de las locas y viven emociones fuertes arriba del grillo en la ciudad de Las Tablas, durante la fiesta del dios Momo, olvidan diferencias políticas. Habrá que preguntarle al oficialismo.

  • El fantasma de Odebrecht todavía merodea en el Ministerio Público. A ese cuco apestoso trataron de espantarlo con incienso, agua bendita, las Siete Bandas y el caso “Blue Apple”, pero sigue allí. ¡Fantasma paˈ bellaco!

  • El prófugo Rodney Rodríguez, ex jefe de Inteligencia de Seguridad Nacional, confesó en un video que trabajó para la CIA de Estados Unidos mientras cobraba en Panamá. Debe ir preso por servir a una potencia extranjera.

  • ¿Será verdad que cuando la tortuga mayor llama a la Casa Blanca para saber cómo anda todo y pedir un abrazo de cariño, el irreverente hombre del copete dorado le dice: ¡No pregunte zoquetadas y vaya a alinearse, mijito!

  • Una jurista exclamó: ¡Ay, Ana Lucre, no llores más, please! Averigua si Abel Zamorano, Alma Montenegro o Silvio Guerra dictan cursos de derecho penal por correspondencia. ¡Hay que prepararse para una Constituyente!

  • En el Colegio La Salle. está estacionado un radio-patrulla, cuidando al plantel. ¡Qué bueno!, dijeron algunos vecinos al verlo. Otros afirmaron: más lindo sería que la Policía proteja a las escuelas públicas en Samaria y Chilibre.

  • Por cierto, la marcación es un viejo truco de malandros, perfeccionado en Panamá por chamos y chamas, para poder “bolsear” a gente distraída que sale del banco con algún dinerito. ¡A zafarse de manos peludas, carajo!

  • Mientras en Juegos del Hambre en áreas indígenas muchos están comiéndose un cable, otros exigen llevar a juicio a los tongos que dejaron ciegos y mataron a gente inocente en la comarca.  La impunidad sigue galopando.

  • Los gringos que andan en las maniobras Nuevos Horizontes 2018 creen en el dios de la guerra, y punto. Ellos no fueron a campitos interioranos para repartir cariño. En Irak, dejaron sin cabeza a los que se arrodillaban. ¡Cuidado!
  • En la Universidad preguntan qué pasó con “guarimberos” venezolanos que fueron pillados haciendo diabluras en Panamá. Hay que llamar a capítulo a la gente de Migración, para evitar un complot desde suelo panameño.

  • Cuando el gobierno de las tortuguitas lamparosas llegue a su fin, los panameños terminarán manoseados y revolcados en un merengue, y la casa por cárcel volverá a tener un sentido especial en un país sin Corte Suprema, ¿o no?

  • A diputados de oposición les están quitando a su clientela emplanillada en el gobierno. Son componendas del pasado que deben terminar. Organizaciones sociales demandan un alto a la sivergüenzura en todos los niveles.

Deja un comentario