El atribulado presidente Varela, entre dos lealtades, rinde cuentas al senador Marco Rubio

Ahora el atribulado gobernante panameño deberá moverse entre dos lealtades: Stanley  Motta y Donald Trump

0
89
El presidente Varela recibe como si fuera jefe de estado al senador Marco Rubio

Por Cecilio E. Simon E.
Redacción de Bayano digital

No me imagino que el presidente de los Estados Unidos Donald Trump rompa las estrictas reglas de protocolo, para recibir al hermano del presidente, el diputado Popi Varela. Sin embargo el presidente Varela lo hizo, para recibir al senador estadounidense Marco Rubio.

De acuerdo al protocolo,  el senador Rubio debió ser recibido por la presidenta de la asamblea de diputados o por el jefe de fracción panameñista en el parlamento.

Pero no, como es típico en las repúblicas bananeras en la que ha convertido al país, Varela y parte de su gabinete recibió al oficioso visitante, cinco días después del deshielo y reanudación de relaciones de Panamá con Venezuela, para rendir cuentas de su actuación.

Varela reunió a parte de su gabinete con Marco Rubio.

La reunión del presidente con el senador Rubio evidencia una vez más, la subordinación del gobierno de Panamá a la política exterior de Washington.  Una nota de prensa de la cancillería panameña lo constata.  En ella se detalla la rendición de cuentas de  Varela a Rubio.

  • El mandatario panameño inició por compartir con el parlamentario para la Florida el buen estado de la relación entre Panamá y los Estados Unidos, incidiendo en los exitosos programas de cooperación bilateral y regional en materia de seguridad para la lucha contra el narcotráfico y contra el crimen organizado, dice la nota.
  • Se refirieron además a los avances de Panamá en materia de transparencia y cooperación fiscal, recalcando que el país cumple ampliamente con los estándares internacionales y ha avanzado en la actualización del marco legal y de políticas públicas para el fortalecimiento y modernización de la plataforma financiera y de servicios internacionales.
  • En cuanto al plano regional, coincidieron en la preocupación por la situación de los migrantes venezolanos y la importancia de articular respuestas colectivas. 

Ahora, después de la visita del procónsul estadounidense, el atribulado gobernante panameño deberá moverse entre dos lealtades: Stanley  Motta – propietario de la línea aérea COPA, que reanudó sus vuelos a Venezuela – y Donald Trump – que presiona para que se desconozcan los resultados de las elecciones venezolanas -.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here