Dirigente de consumidores denuncia importación en Panamá de productos con apariencia de lácteos

0
61
Pedro Acosta, dirigente de UNCUREPA.

Por David Carrasco

El secretario general de la Unión de Consumidores y Usuarios de la República de Panamá (UNCUREPA), Pedro Acosta, denunció la importación de productos con la apariencia de lácteos y quesos procesados, cuando en realidad son elaborados con otras sustancias.

En conversación con Bayano digital, Acosta se refirió a una resolución de Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa), que este producto peruano, luego de que el Ministerio de Salud de Panamá determinara que no cumple con la norma CodexStan1-1985 (norma general para etiquetados).

Recordó que la medida oficial fue aplicada al producto Pura Vida (del grupo Gloria, del Perú) por no ser leche. En la etiqueta del envase hay una vaquita lechera que induce a los consumidores a pensar de que está adquiriendo leche pura.

Acosta reconoció que aunque los productos que utilizan grasas vegetales no son dañinos a la salud, como en el caso de los llamados quesos análogos, hay un problema en la denominación que se traduce en un engaño a los consumidores quienes tienen derechos a saber que lo que compran corresponde a lo que dice la etiqueta.

“Hay en el mercado muchas bebidas saborizadas (a base de soya saborizantes) que no son lácteos, pero los fabricantes las presentan como si fuesen leche. De hecho, son colocadas junto a productos diversas marcas de leche”, remarcó.

Acosta precisó que “el gran problema es que Panamá no tiene una ley de etiquetado, por lo que nada en ese ámbito es obligatorio”. Añadió que la clave del debate es que los consumidores en este país dispongan de información clara y veraz, ya que es un asunto que tiene que ver con la nutrición y la Salud de la población. Algunos productos importados, de venta en el mercado local, no dicen dónde fueron elaborados o prescinden de la lista de ingredientes.

Crítica gráfica contra el producto Pura Vida.

UNCUREPA participó hace años en una campaña internacional contra la comercialización de bebidas de cola que utilizan el Caramelo IV (colorante), que algunas investigaciones vinculan a alergias y casos de cáncer. En Estados Unidos, es obligatorio describir ese ingrediente en la etiqueta del contenido nutricional del producto, pero en Panamá no es aplicada esa medida.

Acosta indicó que en tiendas panameñas puede haber miles de productos sin las etiquetas adecuadas, debido a que se carece de una ley de etiquetado de alimentos previamente envasados. La razón de ello es que el sector importador no lo ha permitido en más de 25 años. Algunas de los envases muestran letras en idiomas distintos al español y no siempre las fotografías del envase corresponden al contenido. “Sin duda, esa deficiencia representan un riesgo para los consumidores”, acotó en demanda de regulación.

Uno de los pilares de la seguridad alimentaria como obligación del Estado, es fomentar una alta calidad de los alimentos, garantizar la inocuidad y salubridad, así como establecer una política alimentaria para proteger e informar a los consumidores. Al respecto, el dirigente de UNCUREPA dijo que es deber de las organizaciones sociales exigir el cumplimiento de esa responsabilidad, que debería regir, además, sobre los organismos modificados genéticamente.

Deja un comentario