Defendamos a nuestros profesionales frente a las mega obras estatales

0
66
El sector de la construcción en Panamá está repleto de irregularidades.

Defendamos a nuestros profesionales frente a las mega obras estatales

Por Alberto Velásquez
Periodista
albertoccad@yahoo.com

Con marcada frecuencia, observamos que en los expedientes de los casos de malversación de fondos estatales, ventilados en las fiscalías, especialmente sobre la construcción de obras que son denunciadas por sobreprecios y que estas han sido otorgadas a empresas con nombres que expresan vinculaciones extranjeras.

Sin caer en la xenofobia que viene aflorando con fuerza en los últimos tiempos, como consecuencia del “Crisol de Razas” y otros métodos similares, gran número de las mega obras del gobierno anterior y otros, como el actual, han abierto sus puertas, sin restricción alguna, para que empresas del exterior ganen licitaciones o les sea otorgada directamente la construcción de obras en detrimento del profesional panameño.

Constantemente, los gobiernos y empresarios locales se burlan de las disposiciones legales que determinan prioridad para el profesional panameño o empresa panameña para la ejecución de una obra. Se tipifica en la Ley 15 del 26 de mayo de 1959.

Toda dependencia estatal que pretenda desarrollar un proyecto de ingeniería o arquitectura, debe consultar a la SPIA, para verificar que el proyecto a realizar cumple con las exigencias técnicas y legales. Esto poco se hace. Todo lo contrario, se consulta a fuentes extranjeras, desconociendo el alcance de la ley.

Es más, los proyectos deliberadamente incluyen especificaciones dirigidas a impedir que los nacionales participen en las licitaciones, como es el caso de las aceras y mejoras en las vías Argentina y calle

Uruguay, en la Ciudad de Panamá, otorgándole el proyecto a una empresa extranjera, de dudosa reputación.

Asimismo, ha ocurrido con proyectos como el del Valle de Tonosí, centro de convenciones y otros más, pasando por encima de la legión de profesionales capaces e idóneos, egresados de las universidades nacionales.

En los expedientes sobre los casos de sobreprecios de obras con financiamiento estatal, sobresalen las empresas extranjeras, hoy bajo la lupa de los fiscales.

Debido a esos hechos, y otros que se pudieran enumerar, llamamos la atención a las autoridades y a los organismos profesionales respectivos, para que se preocupen más de estas anomalías perversas, que violan nuestras leyes y mancillan el nivel de nuestros profesionales.

Deja un comentario