Debajo el Palo de Mango

0
84
Foto Elias López Palacios "bajo el palo de mango" para Bayano digital

Debajo el Palo de Mango

Elías López Palacios
Ciudadano del mundo 2.0
Especial para Bayano digital

Quién me iba a decir que en mis conversaciones de uno y otro lado del charco la frase de la semana ha sido “roba millones y te dan país por cárcel, roba una gallina y te meten cinco años…”

Hacía tiempo que vengo dándole vueltas a la idea de escribir las vivencias y el sentir de este español en esta tierra tan diferente pero a la vez tan tremendamente querida.

Este pequeño espacio se lo debo a Bayano Digital, un diario que cuenta ya con 40 años, donde se unen lo viejo (alguno peina ya canas) y lo nuevo, una mezcla generacional que da un fruto que pocos medios tienen y también, como no podía ser de otro modo, a un Palo de Mango donde las ideas fluyen, donde se concretan acciones y sueños, donde una realidad idílica toma forma, donde apenas llega un hilillo de cobertura telefónica y donde compartir una buena conversación está permitido casi por ley.

Pero vayamos al grano. Decía mi abuelo Emilio que “uno no es de donde nace, es de donde pace”. Yo lo estoy viviendo en mis carnes, en primera persona, por lo tanto dejemos una cosa clarita como agua de tinajas, desde este mismo instante me declaro español, un extremeño de Tonosí.

Es cierto que hay un gran choque entre el modo de vida de la vieja Europa y como se entiende el día a día aquí en el Istmo. Pero una cosa si es cierta, los problemas estructurales vienen siendo los mismo.

Quién me iba a decir que en mis conversaciones de uno y otro lado del charco la frase de la semana ha sido “roba millones y te dan país por cárcel, roba una gallina y te meten cinco años…” Las noticias de España con respecto a los casos de corrupción me hacían perder mi fe en la Justicia, a los corruptos y ladrones de cuello blanco los dejaban salir de la cárcel incluso sin pagar fianzas, no quiero señalar , bueno si, caso Urdangarín el yerno del Rey Felipe. Yo creí que en Panamá esto no se iba a dar, craso error, ¿casualidad o causalidad? Pareciera que la clase política y la justicia, conste en acta que las escribo con minúsculas porque se han pervertido, siguen patrones muy similares en todos los escenarios mundiales .

Me niego a creer que no podemos intervenir como sociedad, mujeres y hombres, los profesionales preparados, los que luchan día a día sin haber tenido la oportunidad de estudiar, los ancianos y sabios…. Todos juntos contra esta impunidad instalada que no hace más que conducirnos a una sociedad injusta y con una brecha entre clases cada vez más acusada.

¿Tendremos que actuar desde lo local a lo general o viceversa? Vivimos en un mundo globalizado donde más que nunca la teoría del caos, esa que dice “que mínimas variaciones que pueden ocasionar que un dado sistema evolucione” está vigente y gracias a las herramientas tecnológicas las revoluciones acortan sus procesos vitales y se comunican en cuestión de segundos desde Calcuta a París pasando por Panamá.
¡Si es que ya lo decían los chinos! “el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”

El siglo XXI nos ha cambiado como Sociedad pero los valores de inconformismo ante los problemas sociales siguen vigentes, aquí y donde un corrupto campe a sus anchas.
Estamos ante la revolución del Big Data, yo sé de al menos dos que están riendo en este momento, las grandes corporaciones usan nuestra huella digital para vendernos sus productos, pero también los políticos para estructurar sus campañas y decirnos al oído lo que queremos escuchar. Quizás sea el momento que lean y analicen bien nuestros datos y sepan que no queremos ser partícipes de más robaderas, corrupción e injusticias. ¡Qué se preparen!

Pero bueno, no me tiren de la lengua que no dejo títere con cabeza y hoy en mis primeras líneas no quiero asustarlos aunque ahora que lo pienso y recordando las letras de la artista Sandra Sandoval bajo el Palo de Mango “Si saben como soy yo, entonces pa´que me invitan”….

No hay comentarios

Deja un comentario