Damasco acusa a EEUU de intentar involucrar a países árabes en un conflicto directo con Siria

0
11
Soldados estadounidenses. (Foto: © AP Photo / Susannah George).

(Sputnik) – EEUU con sus declaraciones sobre la intención de retirar las tropas de Siria intenta involucrar a países árabes en un conflicto directo con Damasco, declaró a Sputnik el viceministro sirio de Exteriores, Faisal Mekdad.

“El objetivo principal de estas declaraciones es sacar dinero de los países árabes, esto les obligará a pagar más al tesoro estadounidense, que posiblemente está vacío, y además envolver a los países árabes en un conflicto directo con el Gobierno sirio”, dijo Mekdad.

Agregó que los países árabes no deben ser parte del asesinato de los sirios, sino tratar de evitar una mayor participación en el conflicto.

Según el diplomático, los países árabes que aludieron que podrían enviar sus tropas a Siria, no lo harán, “ya que están atrapados en otros conflictos, en Yemen y en otros lugares”.

A mediados de abril, el diario The Wall Street Journal comunicó que la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, busca crear una fuerza árabe que sustituya al contingente estadounidense en Siria y ayude a la estabilización en el noreste de este país tras la derrota de los yihadistas.

Un mayor grado de compromiso por parte de Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Catar y Egipto podría, en opinión del presidente estadounidense, garantizar que Irán no se beneficie de la derrota de ISIS.

EEUU lidera la coalición global creada en septiembre de 2014 para luchar contra el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, proscrito en Rusia) en Siria e Irak.

En Al Tanaf está ubicada una de las bases militares de EEUU en Siria, en la que se lleva a cabo la preparación y pertrecho de los destacamentos de la oposición armada siria.

El Gobierno de Siria ha declarado en varias ocasiones que EEUU se encuentra ilegalmente en territorio sirio y ha llamado a retirar las tropas.

También declaró que la coalición internacional liderada por EEUU bombardeó los pozos petroleros en Siria para que el Gobierno no los pueda utilizar.

“La coalición encabezada por EEUU atacó muchos pozos petrolíferos en Siria y saboteó la mayor parte de estos para que Siria no pueda usarlos e hizo que sea necesario pagar decenas de millones de dólares para reanudar su uso en esos territorios”, dijo Mekdad.

Señaló que una serie de yacimientos petroleros está bajo el control de varios grupos, incluidas las Fuerzas Democráticas Sirias lideradas por kurdos.

“Volvemos a subrayar que los kurdos son parte del pueblo sirio, pero no queremos que alguien, sea kurdo, árabe o asirio, trabaje para los intereses de otros países, contra los intereses de Siria, espero que lo entiendan”, dijo el diplomático.

Según Mekdad, EEUU apoya a las milicias kurdas porque por ahora sus intereses coinciden.

El vicecanciller afirmó que en los planes de las autoridades sirias está recuperar “cada centímetro de terreno sirio”.

Según estimaciones del director del grupo de recursos naturales y productos primarios Fitch, Dmitri Marínchenko, es necesario invertir centenares de millones de dólares para restaurar el sector petrolero sirio porque el conflicto en el país árabe dañó considerablemente esa infraestructura. Asimismo, Mekdad afirmó que EEUU sigue con su apoyo a terroristas en Siria pese a declaraciones contrarias.

El canal de televisión CBS, citando fuentes propias, comunicó el pasado fin de semana que EEUU suspendió la asignación anual de decenas de millones de dólares para el noroeste de Siria donde operan las fuerzas opositoras al Gobierno sirio y las tropas turcas.

“Creo que los grupos terroristas reciben el oxígeno desde EEUU”, afirmó Mekdad al indicar que el Gobierno sirio escuchó en muchas ocasiones desde el inicio de la crisis interna en 2011 sobre la reducción de la ayuda estadounidense a la oposición.

El vicecanciller informó que el Ejército sirio, tras la liberación de terroristas del sur de Damasco y zonas aledañas, encontró arsenales de armas suministradas por países occidentales, en particular EEUU.

“EEUU debe dejar de apoyar a los terroristas y respetar la soberanía de Siria y la elección del pueblo sirio”, añadió el diplomático.

Una fuente diplomática y militar informó en abril que los combatientes del Frente al Nusra (proscrito en Rusia por terrorismo) y del Ejército Libre Sirio (ELS) siguen ampliando su control sobre los territorios en el sur de Siria para crear en esta zona una autonomía bajo patrocinio de EEUU.

Más tarde, la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, confirmó que Rusia también tiene constancia de este hecho.

La retirada de Irán y de Hizbulá de Siria

El tema de la retirada de las fuerzas de Irán y del movimiento libanés Hizbulá de Siria no se discute, declaró el viceministro de Exteriores sirio Faisal Mekdad.

“Ese tema ni siquiera figura en la agenda de debates porque tiene que ver con la soberanía de Siria y no podemos permitir a nadie que lo plantee”, dijo el diplomático en declaraciones a Sputnik.

En su opinión, los que insisten en la retirada de Irán y de Hizbulá, se pronuncian por la intervención en Siria y por el apoyo a los terroristas que actúan en este país y en otras partes de la región.

Mekdad destacó que Damasco “aprecia mucho” la ayuda que prestan las “fuerzas amistosas” de Rusia y los asesores militares de Irán y de Hizbulá en la lucha de Siria contra los terroristas.

El vicecanciller sirio recordó a este respecto que los asesores rusos e iraníes y las fuerzas de Hizbulá se encuentran en Siria por invitación del Gobierno y actúan en coordinación con las autoridades sirias.

“En cambio, las fuerzas estadounidenses, francesas, turcas y otras se encuentran en Siria ilegítimamente, sin autorización, y se consideran ocupantes, que además apoyan directamente a los grupos terroristas”, señaló Faisal.

El portavoz del Ministerio de Exteriores de Irán, Bahram Ghasemi, había comentado que la presencia iraní en Siria continuará mientras lo desee Damasco.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, presentó el lunes la nueva política de EEUU hacia Irán, luego de que el presidente Donald Trump decidiera retirar a Washington del acuerdo nuclear iraní, lo que prevé una presión financiera sin precedentes sobre Irán.

Las nuevas normas de EEUU exigen a Irán cesar el apoyo a las fuerzas militares en la región, incluido el apoyo al movimiento libanés Hizbulá, y retirar del territorio sirio “absolutamente todas las fuerzas bajo el mando iraní”.

Este último punto es muy importante para Israel, que acusa a Irán de estar creando en Siria un campo de operaciones contra el Estado judío.

Israel ya bombardeó decenas de veces objetivos en Siria, justificándolo con la necesidad de evitar que las armas modernas caigan en manos de las “fuerzas hostiles”, ante todo en manos de Hizbulá, que lucha del lado del presidente sirio, Bashar Asad.

Relaciones con Turquía

El vicecanciller sirio también abordó el tema de las relaciones con Ankara, al precisar que Damasco espera normalizar sus relaciones con Ankara, que debe cesar su apoyo a los terroristas en Siria y retirar sus tropas de este país.

“Queremos que el pueblo turco apoye el restablecimiento (de las relaciones) y que su Gobierno deje de apoyar a los terroristas en Siria y retire sus fuerzas que ocuparon una parte del territorio sirio”, dijo al comentar los cambios potenciales en los contactos entre Damasco y Ankara tras las elecciones presidenciales turcas.

Subrayó que el mejoramiento de las relaciones bilaterales será beneficioso para ambos países.

En opinión del diplomático, es el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quien estropeó las relaciones sirio-turcas por sus “ambiciones políticas” y “sueños sobre un imperio”.

“No piensa en las consecuencias del apoyo a los grupos armados en Siria”, lamentó el vicecanciller.

En particular, Mekdad citó como ejemplo “la ocupación turca de Afrín” y recordó que Erdogan “destruyó un Estado vecino”.

Turquía celebrará el próximo 24 de junio elecciones presidenciales y parlamentarias anticipadas.

Muharrem Ince, candidato a la presidencia por el Partido Republicano del Pueblo (CHP), declaró la semana pasada que si gana las elecciones, normalizará las relaciones con Siria.

Merkel no ve solución al conflicto sirio sin Rusia, Turquía e Irán

El 20 de enero, Ankara y sus aliados del opositor Ejército Libre Sirio lanzaron en Afrín, en el noroeste de Siria, la operación Rama de Olivo contra grupos yihadistas y las Unidades kurdas de Protección Popular (YPG), brazo armado del kurdosirio Partido de la Unión Democrática (PYD).

Para Turquía, las YPG son una extensión del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), prohibido en el país por considerarse una organización terrorista.

El 18 de marzo, Erdogan afirmó que la ciudad de Afrín está bajo el control de militares turcos y sus aliados.

Deja un comentario