Cuba la tiene, sin ella y sin Canadá, un estadounidense se muere

1
169
Mick Phillips espera un vuelo a La Habana en el aeropuerto internacional Pearson de Toronto. © (CBC).

Cuba la tiene, sin ella y sin Canadá, un estadounidense se muere

Por Leonora Chapman | amlat@rcinet.ca

  • Cuba produce la vacuna contra el cáncer de pulmón y es efectiva.

“La realidad es que el cáncer es probable que no se vaya a curar. Se va a transformar en una enfermedad crónica. Para la diabetes no hay cura, para la hipertensión no hay cura. Pero con estas enfermedades se puede vivir décadas con una aceptable calidad de vida”.

Cuando Mick Phillips fue diagnosticado con cáncer de pulmón, sus probabilidades de supervivencia no eran buenas. Un fumador de toda la vida, el hombre de Wisconsin estaba en las últimas etapas de la enfermedad que es la principal causa de muerte por cáncer en todo el mundo.

Phillips, de 68 años, fue tratado en varias ocasiones con radiación y quimioterapia, pero su médico le dijo que poco se podía hacer si el cáncer regresaba.

“El período de remisión, en su opinión, habría sido de cinco o seis meses, eso es lo que hubiera esperado”, dijo Phillips.

Eso fue hace más de cinco años, y el cáncer de Phillips no ha avanzado. Su médico reconoce el papel jugado por una vacuna contra el cáncer de pulmón de Cuba, en la remisión de Phillips.

“He visto pacientes que responden a la quimioterapia y están bien por un período de tiempo, pero casi todo el mundo recae, y por lo general dentro de un corto período de tiempo. Vivir cinco años con esto es bastante increíble “, dijo el Dr. Timothy Goggins, su oncólogo en Appleton, Wisconsin.

El problema, técnicamente hablando, es que es ilegal traer la droga a los EE.UU.

CIMAVAX se hace en Cuba, y como residente de EE.UU., Phillips tiene prohibido viajar a Cuba o importar la droga bajo los términos del embargo comercial de EE.UU.

Pero él viaja allí con regularidad. Toma su auto y conduce desde su ciudad hasta Toronto, para la compra de un suministro de CIMAVAX.

“Si no hago el viaje anualmente, me muero. Tal vez estoy equivocado acerca de eso. Tal vez soy sólo un caso extraordinario que podría vivir sin CIMAVAX, pero no lo creo”, dijo mientras estaba a la espera de un vuelo a la Habana en el aeropuerto internacional Pearson de Toronto.

CIMAVAX es parte de la próxima generación de tratamiento del cáncer llamado inmunoterapia, que es una manera de desencadenar las defensas naturales del cuerpo para atacar las células cancerosas.

Es una estrategia que ya se utiliza para el melanoma y otros cánceres. Pero CIMAVAX es mucho más específico. A diferencia de otras vacunas, un paciente necesita una inyección cada uno o dos meses.

Revolución biotecnológica

CIMAVAX es producto de la creciente industria biotecnológica de Cuba.

El gobierno de Castro invirtió generosamente sus limitados recursos en la atención de la salud y la investigación médica. El país ahora produce el 70 por ciento de sus productos farmacéuticos, según una investigación realizada por John Kirk, profesor de estudios latinoamericanos en la Universidad de Dalhousie en Halifax.

Aun así, Cuba no puede permitirse el lujo de ofrecer a los pacientes con cáncer de pulmón más de una ronda de tratamiento con quimioterapia y radiación. Entonces CIMAVAX se utiliza para el mantenimiento post-tratamiento. Turistas enfermos de Canadá, los EE.UU. y otros países de América Latina también vienen al país para la compra de la vacuna.

Un estudio publicado en Clinical Cancer Research encontró que los pacientes que recibieron la vacuna vivieron hasta por lo menos un año más. La respuesta fue aún mejor en los pacientes que tenían niveles más altos de la proteína Factor de crecimiento epidérmico (Epidermal Growth Factor) en la sangre como es el caso de Phillips.

El padre de la inmunoterapia cubana

Agustín Lage, director del Centro de Inmunología Molecular de La Habana, participando de un encuentro en la ciudad de Quebec, 2016. El Dr. Agustín Lage es co-autor de la investigación. El director del Centro de Inmunología Molecular de La Habana (CIM), del mismo nombre de CIMAVAX, es considerado también el padre de la inmunoterapia cubana.

Dijo durante una conferencia en Canadá, que el objetivo de la vacuna es extender la remisión y que podría ser el punto final del tratamiento del cáncer.

“La gente solía preguntar:” ¿Cuándo va a ser curado el cáncer? La realidad es que el cáncer es probable que no se vaya a curar. Se va a transformar en una enfermedad crónica. Es una cosa diferente.

“Entonces, para la diabetes no hay cura, para la hipertensión no hay cura. Pero con estas enfermedades se puede vivir décadas con una aceptable calidad de vida”, dijo Lage durante un viaje académico reciente a la ciudad de Quebec.

Capacidad limitada en parte por el embargo

Esa “calidad de vida” le cuesta 12.000 dólares anuales a Phillips por un frasco inyectable de CIMAVAX. La vacuna no está disponible fuera de Cuba a excepción de un par de otros países de América Latina.

Parte de la razón es que Cuba no tiene la capacidad para producirla para los grandes mercados extranjeros.

Las empresas europeas y canadienses de drogas también son reacias a asociarse con Cuba por no poder venderla en un mercado tan grande como los EE.UU. lo que le quita posibilidades de ganancias.

Avances en la superación de este callejón sin salida se produjeron un año antes de la histórica visita del Presidente Barack Obama a Cuba en marzo.

En 2015, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo condujo una misión comercial a La Habana para traer CIMAVAX al Roswell Park Cancer Institute de Buffalo para su estudio.

El equipo de investigación de Buffalo dirigido por el Dr Kelvin Lee, presidente del departamento de inmunología, tiene permiso del gobierno de EE.UU. para estudiar CIMAVAX con el objetivo de iniciar los ensayos clínicos.

Beneficios enormes

¿El objetivo? Ver si se podría utilizar para prevenir el cáncer de pulmón en personas de alto riesgo, como los fumadores pesados.

“Si lo usa en la prevención, puede impactar en cientos de miles, tal vez millones de personas en América del Norte y cientos de millones en todo el mundo“.

– Dr Kelvin Lee

Dr Kelvin Lee, presidente del departamento de inmunología de Buffalo © CBC “Así que creo que si podemos demostrar que puede reducir su riesgo de contraer cáncer de pulmón, tendría un enorme beneficio para la salud pública.”

Podría tomar una década para que un medicamento como CIMAVAX vaya de los ensayos en Estados Unidos a las farmacias del mundo. Phillips sabe que nunca podrá ver ese día. Pero eso no le importa.

“Mientras mi médico esté en Cuba y mi acceso a la medicina continúa allí, puedo seguir con vida, y disfrutar de la vida”, dijo.

(Tomado del reportaje especial de Vik Adhopia, de CBC).

Dr. Agustín Lage, director del Centro de Inmunología Molecular de La Habana, participando de un encuentro en la ciudad de Quebec, 2016.
Dr. Agustín Lage, director del Centro de Inmunología Molecular de La Habana, participando de un encuentro en la ciudad de Quebec, 2016.

1 COMENTARIO

  1. I just want to tell you that I am just new to blogging and actually enjoyed you’re web site. Very likely I’m likely to bookmark your blog . You amazingly come with outstanding posts. Kudos for sharing your web site.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here