Conoce cómo “afecta” a los vecinos de Colombia su ingreso a la OTAN

0
19
CC BY-SA 2.0 / Policía Nacional de los colombianos / Ceremonia Militar y Policial en homenaje al pueblo colombiano.

El 31 de mayo Colombia se convertirá en la primera nación latinoamericana en ingresar a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) como “socio global”, según palabras de su propio presidente, Juan Manuel Santos. La medida no solo impacta en el país cafetero, sino que afecta a sus vecinos y a la región. Sputnik te cuenta cómo.

Venezuela

Para el analista internacional venezolano Sergio Rodríguez Gelfenstein, el Gobierno colombiano “en su afán de mostrar una lealtad a Estados Unidos ha pasado un límite que ninguna otra Administración había hecho”.

Rodríguez Gelfenstein alertó que dicha medida “viola tratados internacionales” como el de Proscripción de Armas Nucleares en América Latina y el Caribe, más conocido como Tratado de Tlatelolco (México), en vigencia desde 1968.

El presidente cafetero aclaró que a pesar de la presencia de su país en la organización, Colombia no participará de operaciones militares. Sin embargo, para el analista venezolano, al ingresar a una alianza como la OTAN, “donde algunos de sus miembros tienen armas nucleares que podrían ser trasladadas a Colombia”, [se] “violó un acuerdo por el cual los países de la región se habían declarado libres de armas nucleares”, explicó.

Te puede interesar: Colombia, “socio global” de la OTAN. Te contamos qué significa (según la OTAN)

Consideró que la incorporación de Colombia a la organización es algo “muy peligroso” para América Latina, “una región que rechaza el ingreso de naves de la Armada británica con armamento nuclear en las Islas Malvinas. La diferencia es que en ese caso la amenaza proviene de forma unilateral por parte de Gran Bretaña, y aquí estamos hablando de que un país latinoamericano es el que infringe las normas”.

Para Rodríguez Gelfenstein, con esta acción se formaliza una situación de facto: “Las bases militares de Estados Unidos en Colombia existen hace rato, pero este acuerdo las formaliza”.

Ecuador

Según comentó a Sputnik el profesor y decano del Centro de Seguridad y Defensa del Instituto de Altos Estudios Nacionales de Ecuador Daniel Pontón, el anuncio de Santos lo tiene anonadado. Para él, la alineación del país sudamericano con la OTAN puede ser interpretada como “la intención de bloquear aún más la influencia venezolana y bolivariana en la región”.

Consideró sin embargo que con este escenario se abre un interrogante interesante que se comenzará a definir cuando el pueblo colombiano vuelva a las urnas a elegir presidente en segunda vuelta, el 17 de junio.

“De no producirse un cambio en Colombia esta medida podría ser una sentencia de muerte a la UNASUR, a no ser que la derecha colombiana de una sorpresa”, concluyó.

La UNASUR es proceso de integración regional con sede en Quito, fundado en 2008 por los 12 países de América del Sur. En abril de 2018 seis países miembros (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú) decidieron suspender su participación en el mismo, en tanto Bolivia, Ecuador, Guayana, Surinam, Uruguay y Venezuela permanecen en el organismo.

Más información: Rusia vs. OTAN: ¿quién posee las fuerzas militares más potentes?

Perú

Para el economista y analista internacional peruano Óscar Ugarteche, “el ingreso de Colombia a la OTAN es un éxito de la política exterior estadounidense”, en el sentido de “colocar a un país sudamericano en el Atlántico norte, donde no pertenece” y privilegiar las alianzas con Europa, según dijo a Sputnik.

“Esto es una señal de que EEUU podría querer tener intervenciones con alianzas europeas en este hemisferio, un poco como hacen en Medio Oriente, para no actuar por sí solo. Creo que EEUU sabe que no puede actuar en América Latina con la ayuda de otros países de la región, porque nadie va a acompañar una aventura militar en este hemisferio”, consideró el experto.

Ugarteche manifestó su preocupación al respecto, ya que “Colombia es un país sumamente armado, que tiene un récord de violencia” en la región, por lo que una alianza con la OTAN constituye “un despropósito”. Los objetivos de este bloque militar podrían ser, a su criterio, Nicaragua o Venezuela, del mismo modo que intervino en “las llamadas primaveras democráticas” de los países árabes.

En cuanto a la postura de Lima a partir del ingreso de Colombia a la OTAN, opinó que no hay certezas, pero en todo caso “Perú es un aliado muy fuerte” de Bogotá: ambos tienen tratados de libre comercio con EEUU y rebajaron su perfil en la Comunidad Andina. En ese sentido, la actual coyuntura “podría significar un giro de política exterior para buscar una alianza del mismo tipo”. “Espero que no, pero podría ser”, acotó.

Brasil

“El ingreso de Colombia a la OTAN es un precedente gravísimo”, que viola varias resoluciones emitidas por los países de la región, dijo a Sputnik el secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de Brasil, José Reinaldo Carvalho.

Entre ellas está una declaración de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que en 2014 estableció que “la región es una zona de paz”, además del ya mencionado Tratado de Tlatelolco.

El hecho de que un país se asocie a la OTAN, “una alianza militar con capacidad nuclear, viola esas proclamas y abre un precedente”, porque trae a la región el peligro de intervenciones externas, dijo el también periodista y editor del medio de geopolítica Resistencia.cc.

El analista señaló que esto “amenaza la estabilidad y la seguridad de todos los países” latinoamericanos, incluso de Colombia”. Santos, uno de los artífices de los acuerdos con las FARC ‒firmados en 2016‒ y merecedor del premio Nobel por ese motivo en el mismo año, al afiliar a su país a la OTAN “puede anular” los logros de ese proceso.

Carvalho subrayó que una medida como esta se inserta en el “cerco diplomático y militar” que tiene como objetivo a Venezuela. En ese sentido, recordó la realización de maniobras militares conjuntas entre Perú, Colombia y Brasil en el Amazonas durante la operación AmazonLog17, en noviembre de 2017, con el apoyo del Pentágono. Si bien no dejaron bases en el territorio, esta participación “marca un precedente”.

Respecto a qué hará Brasilia, señaló que hay que esperar para emitir un juicio, pero constató que “el actual Gobierno golpista de Michel Temer tiene una política de sumisión a EEUU y de agresión a los países progresistas, especialmente Venezuela”.

“Brasil fue uno de los impulsores del Grupo de Lima, que dijo que no iba a reconocer los resultados electorales venezolanos”, y por eso, no cree que vaya a contrariar lo que dice Washington, afirmó.

En los comienzos del siglo XXI, América Latina “se transformó en un polo importante de la geopolítica internacional” con el impulso de Brasil. La creación de la CELAC (un mecanismo intergubernamental de diálogo y concertación política de los países de América Latina y el Caribe) y la proyección del gigante suramericano hacia China, África y Medio Oriente para fortalecer el bloque BRICS, “creó un nuevo ambiente mundial”.

“Obviamente, que a Washington y Bruselas no les gustó esto. [El ingreso de Colombia a la OTAN] es una medida que se toma en nuestro continente para intentar revertir las conquistas de soberanía e integración de nuestros pueblos”, concluyó el analista.

Deja un comentario