Confianza, la palabra clave en el PRD

0
48
El PRD proclama deseos de unidad tras la elección del CEN.

Por Alberto Velásquez
Periodista

Recientemente, siendo de los partidos más numerosos, pero que durante las dos últimas campañas ha sido derrotado estrepitosamente, se ha logrado conformar un Comité Ejecutivo Nacional (CEN), producto de la necesidad de unir esfuerzos para su consolidación, y rescatar la confianza entre sus seguidores.

La confianza se fundamentó, principalmente, según nuestra opinión, en el mensaje que el ganador de la Secretaría General, el joven Pedro Miguel González, transmitió a los incrédulos y escépticos, en el sentido de que no sería candidato a ningún puesto de elección, o nombrado en un cargo público.

El discurso de González fue recibido como un mensaje fresco y alentador. La fórmula de alcanzar la Secretaría General del partido para luego constituirse en el candidato a la Presidencia, fracasó. No hay duda de ello.

Evidentemente, lo que se necesita, es que un dirigente se dedique a fortalecer la organización política, para que el PRD pueda enfrentarse en una contienda que se realizará en otro tiempo y con nuevas tendencias sociales que surjan en el escenario nacional.

Los miembros del PRD confiaron en su palabra y González ganó la Secretaría General de manera contundente. Creo un clima de confianza, a pesar de las circunstancias adversas, en una organización penetrada por el recelo y fuerzas exógenas.

Ahora, el secretario general consolida la confianza, realizando una maniobra estratégica dirigida a formalizar un nuevo mensaje, producto del consenso de un selecto grupo de mentes productivas y experimentadas, que redundará en una nueva imagen para el PRD, una organización política preocupada por el bienestar del panameño.

Pero, opino que deben ser preparados a corto plazo mensajes que consoliden la confianza, no sólo en las bases del partido, sino en la ciudadanía en general. Esos mensajes deben abordar las conductas lacras de pseudo dirigentes involucrados en casos corrupción, o que están sindicados en casos electorales. Urge impedir la reelección de esas figuras. No sólo hay que apuntalar la casa, sino también fumigarla, para que pueda ser habitable.

Este mensaje y otros, que seguramente van a herir susceptibilidades, apuntan a la generación de la confianza, que es donde radica el éxito de toda gestión política.

Deja un comentario