“Colonenses reclaman un futuro digno”, Luis Powell

0
109
Luis Powell, dirigente colonense. (Foto Bayano).

“Colonenses reclaman un futuro digno”, Luis Powell

  • Colonenses reclaman un Plan de Desarrollo Integral y rechazan que su ciudad, bañada por el Mar Caribe, sea convertida en un modelo de economía de enclave.
  • La población exige ser tomada en cuenta en el diseño del futuro de esa ciudad con historia, cuya fundación formal ocurrió el 27 de febrero de 1852.
  • Consulta es la palabra clave en Colón, ciudad empobrecida que en 2009 poseía más del 65 por ciento de las casas condenadas existentes en todo el país, mientras veía pasar frente a sus ojos la riqueza de empresas extranjeras.

Por David Carrasco

El dirigente popular Luis Powell, miembro de la Coordinadora de Organizaciones y Personalidades Colonenses, nos señaló que ésta organización exigió al gobierno del presidente Juan Carlos Varela, que cumpla su promesa de garantizar a ese olvidado pueblo un futuro promisorio, con crecimiento económico sostenible y atienda las demandas dirigidas a generar oportunidades de empleo decente y el bienestar de los colonenses.

En declaraciones a Bayano digital, Powell recordó que el Frente Amplio Colonense y la Coordinadora de Organizaciones y Personalidades Colonenses entregaron el 5 de noviembre a Varela un documento de 15 páginas, con propuestas relacionadas con objetivos de desarrollo. El mandatario prometió integrar mesas de diálogo para ventilar problemas que surjan en ese proceso,

El activista colonense recordó que en su primera alusión directa al tema de Renovación Urbana en Colón, Varela habló de una inversión estimada de 500 millones de dólares, pero posteriormente mencionó otra cifra, 1.200 millones de dólares en actividades de impacto en esa caribeña ciudad con vocación comercial y marítima.

Adujo que el plan gubernamental está relacionado con la ampliación de la Zona Libre de Colón, cuyos proponentes tienen el objetivo de incentivar y promover la actividad comercial en esa zona franca, y la implementación del proyecto de Colón Puerto Libre, aunque existen dudas sobre la forma que se desarrollará este proyecto.

Powell señaló que el gobierno ha apostado, exclusivamente, al desarrollo de infraestructuras en el Casco de la Ciudad de Colón (sistema sanitario y pluvial, agua potable, vías y alumbrado eléctrico), sin resolver el problema de 25.000 personas que van a ser desalojadas de los corregimientos de Barrio Norte y Barrio Sur al área habitacional en la Feria de Los Lagos.

El traslado a esas áreas de antiguos habitantes en el Casco de Colón, tropieza con la falta de facilidades de transporte y conectividad para garantizar un ambiente adecuado a la población y evitar que resurjan grupos delictivos en comunidades urbanas. En la actualidad, no hay en esos lugares apartados una terminal de transporte y faltan clínicas y centros médicos al servicio de la población.

Negocio de lotes

Antiguas casas de vecindad que empezaron a ser derribadas, muestran una parte vacía de la ciudad de 16 calles, con lotes baldíos, que van a ser concesionados en menos de 24 meses a propietarios privados de alto nivel económico para que desarrollen allí salas de ventas u oficinas en el proyecto Colón Puerto Libre.

“Nosotros, las organizaciones populares, no nos oponemos a que haya una Renovación Urbana en Colón. Lo que criticamos es la forma desordenada en la que se está dando. Ello afecta a dueños de pequeños negocios, como kioscos y puestos de buhonería, que no pueden generar ingresos económicos debido a la rotura de vías, sin que haya compensación o indemnización alguna”, subrayó.

Ausencia de estudio de impacto social

Powell abogó por soluciones integrales y señaló que el plan de gobierno no está acompañado de una reglamentación para la construcción de soluciones multifamiliares en la Renovación Urbana colonense, donde el 25 por ciento de los terrenos es del Estado y el 75 por ciento privado.

Las personas pobres que han sido reubicadas, se quejan de que no disponen de suficientes ingresos para cubrir un pasaje de transporte más caro para llegar o salir a diario de sus viviendas. “La gente ha descubierto, ahora, que tiene que manifestarse, ante las fallas de este plan, aplicado sin un estudio de impacto social”, puntualizó.

Además, la iniciativa oficial enfrenta otro problema: la nula contratación de ingenieros y arquitectos coloneses, ya que las concesiones del Estado han sido otorgadas a firmas constructoras que incorporan en sus nóminas a personal extranjero, lo que a su vez crea un problema de seguridad, remarcó el dirigente y profesional colonense, en una abierta defensa de la ciudad en la que vive.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here