Colonenses paralizan la ciudad de Colón y obligan al gobierno a dar la cara

0
25
Caminata desde Sabanitas hasta la ciudad de Colón.

Organizaciones sociales de Colón instan a la vía del diálogo. Dependerá del gobierno si acepta ese camino o comete el mismo error que provocó el alzamiento popular en 2010.

(Redacción de Bayano digital)

Miles de manifestantes vestidos con camisetas negras paralizaron el martes a la caribeña ciudad de Colón, 80 kilómetros al norte de la capital panameña, ante a falta de soluciones presidenciales a demandas de la población para definir el sobre el futuro habitacional y reivindicaciones populares y el combate a la corrupción.

La protesta pacífica, de 24 horas, fue convocada por el Frente Amplio por Colón. El movimiento está integrado por una gama de organizaciones sociales, y recibió el respaldo de centrales obreras, gremios y asociaciones de microempresarios descontentos con el Plan de Renovación Urbana, que ha generado un caos en la segunda ciudad del país.

Dirigentes populares exigen dignidad

Luis Powell y Felipe Cabezas, dos profesionales provinciales, señalaron que la irritación proviene del abuso cometido en contra de antiguos habitantes, que empezaron a ser sacados del Casco Antiguo para favorecer a grupos económicamente pudientes que buscan beneficiarse de ese patrimonio, y luego recurren a fuerzas policiales para amedrentar.

Powell reseñó que “en ningún momento el presidente Juan Carlos Varela convocó a las organizaciones que forman el Comité de Lucha por la Salvación de Colón”. Añadió que Varela ha incumplido la promesa de entregar 5.000 soluciones de vivienda y la dotación del servicio de agua potable y en vez de ello llevó a 1.000 policías a la ciudad.

A su vez, Cabezas planteó que “solamente se está invirtiendo en tres corregimientos y particularmente para un sector específico”, lo que confirma la falta de justicia y equidad en amplios sectores sociales.

Surgen más voces de resistencia

Edgardo Voitier, vocero del movimiento, denunció el traslado a Colón de contingentes policiales fuertemente armados para “intimidar” a los manifestantes que realizaron una caminata desde la comunidad de Sabanitas en las afueras de la ciudad. En ese sentido, llamó a los sectores oficialistas a actuar con sensatez y sensibilidad humana.

Opinó que el gobierno ha programado el desalojo de familias pobres de inmuebles y terrenos que serán entregados a grupos privados para su explotación comercial, pese a que el gobierno aduce que intenta “cambiar la vida de la gente”, golpeada por el desempleo y la inseguridad en un centro urbano donde las obras de ingeniería están inconclusas.

Voitier calificó de “provocación” y “acto de vandalismo” un incendio registrado la noche del lunes en la casa Wilcox, un emblemático y antiguo edificio en esa ciudad, en momentos en que se realizaban los preparativos para la marcha de este martes. “Buscan desacreditar la protesta”, acotó.

Sin embargo, el director de la Policía Nacional, Omar Pinzón, justificó el envío de contingentes y equipos a esa ciudad, para garantizar la seguridad pública. Tras ser abordado por medios periodísticos, reveló que un mayor y un cabo de ese cuerpo policial fueron heridos con objetos contundentes lanzados contra los agentes por desconocidos en otros sectores.

Contingentes policiales en Colón.

Al respecto, Pinzón rechazó el argumento de que la Policía Nacional tenga órdenes de crear un estado de sitio para reprimir a manifestantes, muchos de ellos pequeños comerciantes arruinados por un Plan de Renovación Urbana que mantiene calles, desagües y tuberías rotas, en perjuicio de habitantes que defienden a su ciudad de la usurpación inmobiliaria.

En Colón, operan puertos de entrada al Canal de Panamá, la mayor zona franca de Latinoamérica, plantas de gas y terminales de transporte, que han reducido la capacidad de operación a causa de la protesta. Sin embargo, su población es mayoritariamente pobre o de capas medias bajas a las que no llegan las oportunidades de capacitación y empleo bien remunerado.

Dirigentes sindicales en la capital panameña y otras ciudades realizaron mítines y caminatas de respaldo a la causa del pueblo colonense, que se mantiene en actitud militante para demandar respuestas urgentes a la agobiante situación social por la que culpan al presidente Varela.

Deja un comentario