Coiba una reserva natural a conservar

0
36
Parque Nacional Coiba

Por: Dra. Edilcia Agudo
Profesora de la Universidad de Panamá
Especial para Bayano digital

Se ha generado una polémica, en la prensa nacional, en relación al Parque Natural  Coiba, el cual,  fue declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco en el año de 2004. Con justa razón emerge algunas críticas al gobierno, particularmente, al Ministerio del Ambiente, producto del rechazo que ha generado en las organizaciones sociales y/o sociedad civil (oeneges, Fundación Mar Viva…, Centro de Incidencia Ambiental, ciam, y Universidad de Panamá) debido al desconocimientos de los proyectos de desarrollo de bajo impacto ambiental a desarrollarse en la Isla de Coiba con la finalidad de poner en ejecución un plan de desarrollo turístico.

Un poco de historia

La Isla de Coiba fue  antiguamente una cárcel o colonia penal.  Hoy es un área protegida,  establecida por ley No.  44 de 26 de julio de 2004, y que  definió  su utilización en función de un Plan de Manejo que deberá emerger como producto del diálogo compartido con la comunidad y los gobiernos locales, es decir, distritos, tales como: Soná, Las Palmas y Montijo en la provincia de Veraguas.         .

Como área de reserva de la naturaleza, deberá cumplir un fin ecológico para el desarrollo sostenible de la comunidad que produzca beneficio en el ámbito educativo, salud y seguridad alimentaria a través de las actividades tradicionales vinculadas a la agricultura y pesca de subsistencia, entre otras.  Para ello, uno de los propósitos de la comunidad lo constituye la vigilancia permanente en aras de preservar los ecosistemas de esta reserva natural,  en concepto de manglares, arrecifes de coral, sus plantas y fauna marina.

Por ello, toda acción del gobierno de turno tiene que ser consultada con la comunidad y con los miembros del Consejo Consultivo, y manejar con transparencia toda acción en torno al ordenamiento territorial, no obstante, los proyectos en infraestructura –como es la crítica que nos ocupa en esta ocasión- deberán ser consultado con la comunidad de lo contrario se generará los conflictos sociales como producto de las acciones inconsultas o excluyentes de sus residentes y usufructuarios directos de esta reserva natural.

Por ello, es legitimo el cuestionamiento de las organizaciones sociales sobre  la inversión de 27 millones de dólares en La Isla de Coiba y que ha generado inspecciones y acciones concretas por parte del Ministerio del Ambiente y la Secretaría de la Presidencia con la finalidad de restaurar la autopista en la Isla de Coiba.

Así, es prioridad, según la ley 44, Cap. II, Sobre la finalidades y actividades dentro del Parque, en su art. 3º., numeral 1, considera lo siguiente: Conservar, proteger los ecosistemas insulares y costeros existentes en el área afín de mantener la diversidad de especies de flora y fauna.  Y el numeral 6, reconoce lo siguiente: Coadyuvar al desarrollo integral de la comunidades aledañas al Parque. Entre otros.

Por ello, las preocupaciones de las organizaciones sociales incluyendo ONGs, Universidad de Panamá, es legítima, toda vez, que urge definir el plan de manejo de la isla de Coiba –por Panamá- y este deberá considerar las prioridades y propuestas de desarrollo para la isla según lo establecido por las comunidades .  Que el Ministerio del ambiente administre los fondos, en base a la ley, pero tiene que haber una consulta ciudadana de lo contrario fracasará nuevamente esta acción gubernamental a falta de políticas públicas claras y transparentes.

Deja un comentario