Científicos chilenos descubren que derretimiento de glaciares en el sur del país podría acidificar el océano

0
21
El derretimiento de glaciares tiene impacto en el ambiente.
  • Agua dulce diluye algunos componentes importantes del agua de mar.

El Mostrador (Chile)

En reciente trabajo publicado en la revista Journal of Geophysical Research, por un grupo de científicos chilenos liderado por el Dr. Cristian A. Vargas, investigador del Centro EULA e Instituto Milenio de Oceanografía (IMO) de la Universidad de Concepción, y director del Núcleo Milenio MUSELS, sugiere que algunas áreas de la región de Magallanes, asociadas a derretimientos de glaciares, tales como el Glaciar Parry y las inmediaciones del Glaciar Marinelli, en la Bahía Ainsworth, se caracterizan actualmente por aguas que, en superficie, son más ácidas y corrosivas.

Como bien se sabe, luego de la Antártica y el Ártico, la tercera mayor reserva de agua en el mundo está en los glaciares de la Patagonia chilena, así como también el 80% del hielo total de Sudamérica. Sin embargo, recientes estudios han demostrado que debido al incremento de la temperatura global, esas masas se han visto drásticamente afectadas, observándose un adelgazamiento de varios glaciares de dicha zona, lo que ha provocado un incremento en el aporte de agua dulce a canales y fiordos del sur de Chile.

Un reciente trabajo publicado en la revista Journal of Geophysical Research por un grupo de científicos chilenos liderado por el Dr. Cristian A. Vargas, investigador del Centro EULA e Instituto Milenio de Oceanografía (IMO) de la Universidad de Concepción, y director del Núcleo Milenio MUSELS, sugiere que algunas áreas de la región de Magallanes, asociadas a derretimientos de glaciares, tales como el Glaciar Parry y las inmediaciones del Glaciar Marinelli en la Bahía Ainsworth, se caracterizan actualmente por aguas, que en superficie, son más ácidas y corrosivas.

De acuerdo a los resultados de la publicación, el derretimiento de los glaciares podría hacer que el agua del océano sea más ácida, lo cual genera una nueva amenaza para las comunidades de organismos marinos que habitan las aguas de esta zona del sur de Chile. Ello debido a que el agua dulce aportada por el derretimiento de los hielos diluye algunos componentes importantes del agua de mar, provocando una reducción en su alcalinidad (o un exceso de base), responsable de proteger el océano de los cambios bruscos en el pH. Además, esta agua salobre tenderá a absorber más CO2 atmosférico, reduciendo más aún su pH, y por ende, contribuyendo a una mayor acidificación de los océanos.

“La acidificación de las aguas en la superficie de canales y fiordos del sur de Chile tiene implicaciones para la vida marina, en particular para moluscos como almejas, choritos, equinodermos como erizos y estrellas de mar, corales de aguas frías y algunos crustáceos, que pueden tener dificultades para construir o mantener sus caparazones de Carbonato de Calcio (CaCO3) en aguas más corrosivas producto del derretimiento de los hielos”, indica el Dr. Vargas.

Comenta además que actualmente están trabajando en diversos experimentos con colegas de diferentes países, como Suecia, Reino Unido y Estados Unidos para poder comprender si algunos de estos moluscos pudieran ser tolerantes o no a estos cambios que están ocurriendo en el océano, o conocer cuál es la capacidad evolutiva que podrían tener estas especies para adaptarse a dichos cambios.

“Debido a que el cambio climático incrementará el calentamiento en estas regiones, esperaríamos un aumento tanto en el derretimiento de los hielos como en la influencia de la descarga de agua dulce de los ríos en estas zonas, esperando que la acidificación del océano en áreas sub-polares pudiera ser más crítica que en otras regiones del mundo”, puntualiza el investigador.

El equipo de investigación estuvo también integrado por expertos de otros centros de científicos de Chile, como el Dr. Humberto González, director del Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (IDEAL) y el Dr. Nelson Silva de la Facultad de Ciencias del Mar de la P. Universidad Católica de Valparaíso, entre otros.

Deja un comentario