Bayano digital en homenaje al maestro

0
60
Escuela rancho, educación para los pobres.

Por Cecilio E. Simon E.
Profesor de la Universidad de Panamá
Redacción de Bayano digital

Gloria al ser abnegado que cuida con amor a la Patria, salud, al que pone la luz de la vida en el alma de la juventud.

El político, diputado y diplomático Octavio Fábrega, estableció en la primera estrofa del Himno al Maestro la misión de los educadores, pero fue el ingeniero José Manuel Hurtado, quien estableció la visión de la educación para el Istmo:

Entronizar para los pobres la mejor educación pública del mundo.

Entre las contradicciones de la época está el establecimiento en 1866 de la primera escuela pública. El Estado debía suministrar un local apropiado para su funcionamiento, pero no se encontraba ninguno que reuniera las condiciones. Se tuvo que esperar dos años para iniciar la labor educativa.

Han pasado más de 150 años desde que Hurtado contrastaba los avance de las escuelas privadas, con la apatía y la cultura del menor esfuerzo de la educación para los más pobres.  Al parecer el tiempo se detuvo y hoy continúa el debate de las condiciones de trabajo y el deterioro de la educación pública.

Deterioro de las escuelas (Foto Estrella de Panamá)
  • ¿Cómo se justifica que en el Panamá de los millones (que se roban), nuestros gobernantes, aun no erradican más de 800 escuelas ranchos (para los pobres)?
  • ¿En qué condiciones trabajan nuestros abnegados maestros, que anualmente mueren en accidentes por los caminos de difícil acceso, que los llevan a esas escuelas ranchos, a iluminar el alma de los pobres del campo y las comarcas?
  • ¿Qué explicación dan las autoridades al deterioro, cierre y demolición de escuelas,  por falta de mantenimiento y presentar un ambiente insalubre para los docentes y discentes (principalmente en las ciudades de Panamá y Colón), con el deliberado propósito de ampliar los espacios para los “Malls”, bajo la visión de que son más rentables que la educación?
  • ¿Son las obras faraónicas de los gobernantes, caldo de cultivo de la corrupción generalizada en el Panamá de los millones, el clientelismo de los diputados, y la cultura del “qué hay pa´mí” las mejores forma de educar.

En este sencillo homenaje al maestro panameño, Bayano digital pregunta si los gobernantes de la República ofrecen las condiciones, para que el maestro se desempeñe con abnegación como cantó Fábrega, o se institucionalice para los pobres la mejor educación pública del mundo, como reclamó José Manuel Hurtado.

No hay comentarios

Deja un comentario