¡Basta de exclusiones!, exigen jóvenes panameños

0
119
Jóvenes panameños demandan una Ley de la Juventud y el derecho a no ser excluidos. (Foto: PNUD).

¡Basta de exclusiones!, exigen jóvenes panameños

  • Los jóvenes panameños han heredado un país con crecimiento económico, pero lleno de desigualdades y exclusiones. Indicadores sobre pobreza multidimensional muestran que los indígenas siguen excluidos.
  • Un informe oficial, que recibió el apoyo técnico del PNUD, revela que la juventud en Panamá está golpeada por la inseguridad social, la precariedad en el empleo y la amenaza de muertes por el SIDA, accidentes y suicidios.

Por David Carrasco

Las personas de 15 a 29 años de edad representan el 25 por ciento de la población total de Panamá, es decir 846.902 habitantes, pero se enfrentan a la falta de acceso igualitario al mercado laboral y a la Salud, reveló hoy el informe “Juventud en Cifras”, dirigido a orientar las políticas públicas en este país.

El ministro de Desarrollo Social, Alcibíades Vásquez, confirmó a Bayano digital que pese al crecimiento económico del país, que se refleja esencialmente en áreas urbanas, el 75 por ciento de los jóvenes que habitan en las comarcas indígenas está en situación de pobreza, mientras que dos tercios de la población joven se concentra en ciudades y se debate en la informalidad en el empleo.

En el documento se subraya que el 66,6 por ciento de los jóvenes vive en áreas urbanas y el 33,4 por ciento de ellos habita en áreas rurales. El 30,3 por ciento estudia en pre media, y el 12,6 por ciento lo hace en universidades. La tasa de ocupación es de 49,1 por ciento, pero el 45,1 por ciento carece de seguridad social.

Vásquez añadió que el informe presentado revela desigualdades por región que deben ser analizadas por el Estado, empresarios, trabajadores y académicos. Al respecto, precisó que “este documento busca responder a una necesidad de cifras actualizadas que reflejen la realidad de este sector”.

El ministro recalcó que “se trata de una aproximación de las principales condiciones en que se encuentra la juventud, y es una fuente de información clave para el desarrollo de políticas, planes y proyectos dirigidos a los jóvenes”.

Jóvenes del movimiento El Kolectivo vuelven a las calles a pintar murales en defensa de la dignidad nacional. (Foto: El Kolectivo).
Jóvenes del movimiento El Kolectivo vuelven a las calles a pintar murales en defensa de la dignidad nacional. (Foto: El Kolectivo).

Jóvenes enfrentados a la muerte

Los hallazgos revelan retos de Salud en la población. En 2013, el 61 por ciento de los fallecimientos correspondía a jóvenes muertos por accidentes, lesiones auto infligidas, agresiones y violencia. La segunda causa de muerte es el Sida (23.3 por ciento), lo que obliga a privilegiar las campañas preventivas y de educación sexual.

Por su parte, Edith Castillo, representante del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), dijo a Bayano digital que alrededor de la mitad de la población panameña se encontrará en edades de trabajar en los próximos 20 años, pero admitió que quienes tienen menos seguridad social son los que figuran en los quintiles más pobres y en estado de vulnerabilidad.

“Este bono demográfico (fenómeno de transición de la población en el que el grupo de personas en edad de trabajar es mayor que las dependientes, como niños y adultos mayores) representa una oportunidad para estimular la inversión en capital humano, alimentación, salud, educación y capacitación laboral”, recalcó.

Castillo adujo que el primer proceso que debe enfrentar Panamá es el aumento de la población joven y adulta joven. Según la proyección oficial, la edad de mayor frecuencia está dejando de ser el segmento de personas entre cero y nueve años de edad, y su lugar lo ocupará el grupo de los que tienen de 15 a 24 años, y en el 2025 los que poseen de 25 a 34 años.

La representante del PNUD puntualizó que Panamá está en el umbral del bono demográfico, porque la población envejece y no volverá tener en el futuro esa misma realidad poblacional, lo que lleva a plantear el mejoramiento de la calidad de la educación media y universitaria, y la competitividad laboral.

Castillo recordó que en la consulta para la agenda post 2015, los jóvenes panameños reclamaron educación, trabajo, gobiernos honestos y transparentes, y participación mayor y significativa en la toma de decisiones, lo que significa acceder al trabajo digno.

“Aunque el país presenta buenos indicadores de empleo, no puede ser que más del 45 por ciento de los jóvenes no estén cubiertos por el sistema de seguridad social”, apuntó Castillo en alusión a la necesidad de transformar el panorama de inequidad social para poder construir un futuro digno a favor de los jóvenes.

Deja un comentario