“A Panamá le falta lubricante social”, Miroslava Herrera

0
19
Miroslava Herrera, improvisando. (Foto Bayano).

 

El tambor africano es un gran despertador de los pueblos latinoamericanos, reconocen los folcloristas panameños que buscan en la música un movilizador social.

Por David Carrasco

“Sin raíz no hay país”, dijo en forma enfática a Bayano digital Miroslava Herrera, creadora de la banda musical Afrodisíaco, ganadora de la Gaviota de Plata, del Festival Viña del Mar 2016, en la categoría de música folclórica, con la canción “Viene de Panamá”, que apelan al sentido unitario y a la búsqueda de la identidad latinoamericana. La compositora y comunicadora social reconoce que los pueblos que cantan su historia, siguen luchando.

Sentada en una mesa, frente a una taza de café y una lata con bebida refrescante, Herrera hizo un alto en un ensayo musical y accedió a compartir detalles del ambicioso proyecto del grupo, que no apuesta por lo comercial, sino por el encuentro con la gente y un apasionante trabajo de investigación para enlazar tradiciones y aspiraciones contadas a través de ritmos. La entrevistada se emociona con el repique del tambor africano, cuyas notas son identificadas en los diversos géneros populares vigentes en el ámbito regional.

Afrodisíaco intenta rescatar y promover la identidad panameña a partir de la música folclórica, fusionada con elementos actuales (world music), utilizando como base esencial, tres ritmos de tambores: Tambor Norte, Congo y Bullerengue, pertenecientes a las regiones de Azuero, Colón y Darién, respectivamente. Este conjunto de elementos se distingue en la canción Agua del Canal, un sonoro homenaje a hombres y mujeres que en 2016 completaron el proyecto de ampliar la vía marítima y crear una autopista de agua para conectar al Mar Caribe y al Océano Pacífico, y culturas del orbe. 

Tatiana Ríos, inspiradora del grupo, durante un ensayo. (Foto Bayano).

Herrera señaló que la inspiración le llegó mientras laboraba en la difusión de aspectos relacionados con el sacrificio humano que involucró la construcción del tercer juego de esclusas en el sector de Agua Clara, donde había 5.000 trabajadores de 39 nacionalidades con anhelos y sueños. De allí, surgió la idea de componer la melodía “Agua del Canal”, un Bullerengue (ritmo de origen africano de la provincia de Darién, limítrofe con Colombia), que es “un reclamo” para que el beneficio económico alcance a los pobres en áreas remotas. “Nosotros nos basamos en cantos tradicionales para hacer reinterpretaciones contemporáneas de ellos”, resaltó.

La cantante y compositora resaltó que con ese tambor de “Agua del Canal”, el grupo transmite un mensaje claro: “la prosperidad del pueblo es la gente. La prosperidad no son los metales, la plata, las máquinas, el Centro Bancario o las minas”. Añadió que la raíz de Panamá es comunitaria, y responde al hecho de que los esclavos negros libertos y los indígenas tuvieron que unirse para enfrentarse a colonialistas y esclavistas europeos. Hoy, ese concepto se refleja en el sentido de comunidad y diversidad de pueblos latinoamericanos y la osadía de su gene de tratar de “voltear la tortilla” (cambio social).

Su proyecto, desarrollado a través del ensayo, la investigación y la contribución de talentosos artistas, ha sido premiado con el aplauso del público. Sin embargo, Herrera atribuye gran parte del éxito al esfuerzo y dedicación de su amiga de la infancia Tatiana Ríos, una vocalista y compositora a quienes todos elogian por la capacidad de “hacer posible lo imposible”. Ambas mujeres iniciaron hace 10 años la búsqueda de elementos afines a pueblos mestizos que rompieron las cadenas seculares para trazar un destino libertario común.

Herrera afirmó que Afrodisíaco decidió emprender el proyecto musical “Viene de Panamá”, que abarca la producción de un disco con canciones emblemáticas del grupo, y una serie de conciertos en la capital panameña y en el exterior. De hecho, la banda viajó a Marruecos para cumplimentar una invitación oficial y participar en el Festival Entrerritmos, de música y danza, y en un espectáculo programado en Madrid, España, antes de interactuar en Panamá junto a la prestigiosa banda estadounidense Karikatura, para “poner en práctica el sentido de comunidad global”. 

Grupo Afrodisíaco durante un ensayo. (Foto Bayano).

Reseñó que luego de una gira por México, la agrupación musical espera celebrar en Panamá el Día Mundial del Folclor, el 22 de agosto, y lanzar en ese evento el disco “Viene de Panamá”, en el que se integran los sonidos de mejoranera, repicador, caja, violín, batería, percusiones del mundo, teclados, guitarras y bajo, así como las dos voces femeninas representativas del conjunto. En ese concierto, está prevista la participación de artistas internacionales, incluidos amigos conocidos en el Festival de Viña del Mar.

Para muchos melómanos, Afrodisiaco era desconocido hace tres años, pero, finamente, obtuvo la admiración internacional. Sus integrantes: Miroslava Herrera, Tatiana Ríos, Eduardo Charry, Gustavo Salamín, Herbert Ureña, Luis Mitil, Arnulfo Reyes, Evert Montero, admiten que entre ellos prevalece el respeto recíproco, la honestidad, la solidaridad y las ganas de hacer patria, y la meta de contribuir al recate de las raíces culturales y multiétnicas de Latinoamérica, una región con identidad propia en la que abundan los hombres y mujeres valientes, y los cantos de libertad.

Los lectores de Bayano pueden ver al grupo Afrodisíaco, en la interpretación de “Agua del Canal”, en este video musical:

 

 

 

No hay comentarios

Deja un comentario