A 53 años de los sucesos del 9 de enero de 1964 que repuntaron la lucha de liberación nacional.

Pronunciamiento del Partido del Pueblo

0
94
Bandera del Partido de Pueblo. Panamá

A 53 años de los sucesos del 9 de enero de 1964 que repuntaron la lucha de liberación nacional.

Pronunciamiento del Partido del Pueblo

Moisés Carrasquilla
Coordinador General
Presidium de la Coordinadora General
Partido del Pueblo

Hace 53 años el pueblo panameño, encabezado, inicialmente, por los estudiantes del Instituto Nacional, marcharon indignados hacia la Escuela Secundaria de Balboa, por la omisión deliberada de las autoridades “zonians” de ondear nuestra bandera en sitios públicos en la zona del canal, y en particular, aquel día; en ese colegio. Esta marcha de protesta, pacífica, cuyo fondo era reclamar nuestra total y absoluta soberanía, sobre la franja canalera fue reprimida brutalmente, por la policía y soldados del Comando Sur, que se sumó a la represión de los estudiantes y el pueblo panameño.

En ese entonces la Zona del Canal era un Estado colonial dentro del territorio panameño; y los acontecimientos del 9 de enero del 64 reafirmaron la ruta ulterior del contenido de la lucha de liberación del pueblo panameño. La Zona del Canal, además de ser un instrumento de control de ambos océanos, había sido convertida por los yanquis en una base militar estratégica de sus fuerzas armadas, convertida, como tal, en un eslabón fundamental de la geopolítica de dominación norteamericana, a escala mundial.
Enero del 64, fue el cenít de todas las batallas dadas con anterioridad. Allí se registraron 22 víctimas fatales y más de 350 heridos, resultado de la represión norteamericana, tanto en Panamá como en Colón.

No obstante todo el sacrificio del pueblo, los gobernantes de turnos, lacayos del imperialismo, solo les interesaba las migajas obtenidas por la operación del canal, sin dar solución a los problemas sociales, dando la espalda a la recuperación del canal, a la expulsión del ejército yanqui y la lucha por la soberanía e identidad nacional.

Es bajo la dirección política del General Omar Torrijos, apoyado por las masas panameñas patrióticas, que la gesta de enero del 64 prosiguió la orientación de la liberación anticolonial de la Zona del Canal y se convirtió en política de Estado, para conquistar por la vía de la negociación los tratados Torrijos-Carter, que pusieron fin a la presencia colonial, se expulsa al ejército yanqui y se integra el territorio nacional, aun cuando pende sobre nosotros cual espada de Damocles el Tratado de Neutralidad.

Hoy a 53 años de aquella gloriosa, gesta patriótica, el sueño de los mártires sigue inconcluso. Estos mismos sectores nefastos, que siempre promovieron la revisión y no la abrogación, del “Hay Bunau Varilla”, hoy convertidos en promotores del neoliberalismo aún se mantienen en el poder, adueñándose del fruto que los patriotas hicieron posible. El usufructo de las operaciones del Canal sigue en manos A 53 AÑOS DE LOS SUCESOS DEL 9 DE ENERO DE 1964 QUE REPUNTARON LA LUCHA DE LIBERACIÓN NACIONAL privilegiadas, ni el viejo, ni el nuevo Canal se han incorporado al desarrollo nacional. Claman nuestros productores por que se atienda la producción agraria; que se impulse la agroindustria a fin de garantizar la soberanía y seguridad alimentaria, y una canasta básica de alimentos de beneficio a la población mayoritaria.

Mientras al pueblo se le entretiene con políticas asistencialistas, que en el fondo propenden al clientelismo, y continúan vigentes los graves problemas nacionales; inequidad absoluta en la distribución de los ingresos, pese a que como gallina culeca se cacarea que somos uno de los países con mayor crecimiento; continúa la falta de suministro de agua potable, escuelas deterioradas, en muchos casos las llamadas escuelas rancho, mora en el pago a cientos de maestros y profesores, falta de medicamentos en la CSS, y lo que es peor se mantienen altos niveles de corrupción.

En el plano político, se rechaza constantemente, pese a la exigencia ciudadana, la ampliación del estado de democracia nacional, participativa y con verdaderos principios de justicia social, lo cual debe pasar por dotar a la nación panameña de una nueva constitución política, que refunde el estado nacional y que amplíe la base de una verdadera democracia, defienda y afirme la identidad nacional. Por ello nuestro Partido rechaza la injerencia del gobierno norteamericano cuya intromisión ha quedado claramente plasmada en los sucesos de los diarios “La Estrella y El Siglo”, por lo que exigimos se respete el libre juego de las ideas dentro del marco de la democracia panameña, y con ello pavimentar el camino hacia la Liberación Nacional de la “Nación” panameña, que nos lleve a construir un estado de verdadera democracia nacional, soberano, independiente, y de justicia e inclusión social.
Para lograr tales propósitos debemos trabajar en la conjunción de todas las fuerzas dispuestas a impulsar el cambio y la transformación del estado panameño. Nadie por sí solo podrá acometer esta monumental tarea, para satisfacción de los mártires de enero de 1964.

¡Gloria eterna a los Mártires del 9 de enero!
¡Hemos avanzado, la lucha continúa!
A construir el gran frente patriótico

Deja un comentario