Los 7 logros del proceso de paz en Colombia, que son un hecho hoy, en la perspectiva de los colombianos

0
30
Diálogo de Paz en La Habana, Cuba, en procura del fin de la guerra en Colombia.

Los 7 logros del proceso de paz en Colombia, que son un hecho hoy, en la perspectiva de los colombianos

Santiago Cárdenas Herrera | periódico El Colombiano

Aunque el proceso de paz con las Farc no ha llegado a su término y sólo se conoce una fecha, 23 de marzo de 2016, en la que estaría firmado el acuerdo definitivo, las conversaciones en La Habana han comenzado a dar frutos en diferentes escenarios como el desminado, la restitución de tierras, la participación política, entre otras medidas de cambio que buscan solucionar del conflicto desde su raíz.

Diferentes líderes de estos sectores y analistas hablaron sobre los avances de estos proyectos los cuales han levantado mucha espina y críticas, pero que también han sido el puerto para que las conversaciones de paz sigan andando y se fortalezcan.

Estas son 7 realidades del proceso de paz:

1. Desminado humanitario

Grl. Rafael Colón, director de la Dirección contra Minas Antipersonal.

“El desminado como medida de desescalamiento es un hecho tangible y un mensaje potente de paz en un territorio que ha estado enmarcado en el conflicto como es Briceño, Antioquia, y Mesetas, Meta. Logramos descontaminar parte de un territorio y tratar de integrar a la comunidad en ese proyecto que permite libertades ciudadanas. Hay desafíos que se deben resolver por lo que implantaremos una segunda fase para revisar estrategias complementarias que le den la absoluta tranquilidad a la comunidad de que podrán transitar libremente por su territorio sin que haya riesgo de presencia de minas. Se han logrado intervenir tres áreas peligrosas, revisar 14.000 metros cuadrados y destruir 33 artefactos explosivos. Viene ahora una revisión en unos sectores donde la comunidad percibe riesgo y mirar la posibilidad de implementar unos proyectos de desarrollo social. En Mesetas se cumplió el estudio técnico y se espera avanzar en el mes de enero en las fases complementarias”.

2. Restitución de tierras y desarrollo rural

Ricardo Sabogal, director de la Unidad de Restitución de Tierra.s

“Un primer logro de la Unidad de Restitución de Tierras es que en zonas donde fue muy fuerte el conflicto hoy hay una institucionalidad que está dirimiendo los conflictos agrarios, que antes eran dirimidos por los actores armados ilegales. Un segundo logro es que las reclamaciones por despojo ya tienen agencias que las tramitan. Antes se especulaba, unos decían que se habían robado todo el país y otros que nada, ahora hay una dimensión cierta. Un tercer logro es que hay una jurisprudencia que han venido desarrollando los jueces de restitución, que no se limitan a la devolución de un predio sino a transformar las realidades en los territorios. En total hay 180.000 hectáreas con sentencia restitutiva y 80.000 reclamos que el 50 % está siendo tramitado”.

3. Personería jurídica a la UP y participación política

Lilia Solano, Unión Patriótica.

“Hay una personería jurídica ahora falta es garantías para participar en las elecciones. Desde la pasada elección parlamentaria en la que la UP recuperó su personería se instaló una mesa de garantías entre la UP y los organismos del Gobierno a los que les falta voluntad política para que la oposición tenga garantías para una plena participación. Tenemos carros escoltas pero el tema es también político, porque el tema de seguridad es un reflejo de lo político. En algunos pueblos elegimos candidatos al concejo pero Aida Avella que es la presidenta fue candidata al concejo en Bogotá y perdió. Si se crea la personería hay que dar garantías para participar para que no sea solo un acto simbólico. Pedimos que haya acceso a los medios como oposición, que no sea solo una agenda de aparentar. La evaluación que hemos hecho es que si el Polo no tuvo garantías que es un partido más consolidado ahora nosotros que venimos de un genocidio sí que menos. La mesa de La Habana tiene que exigir en forma muy seria que lo que se acuerde se honre”.

4. Reparaciones simbólicas y resarcimiento a las víctimas

Fabrizio Hochschild, Naciones Unidas.

“Los eventos de perdón como el de Bojayá son muy significativos. En los encuentros que hemos hecho el año antepasado, pasado y este año, las víctimas formularon un pedido de reconocimiento de ese sufrimiento que han vivido y eso lo hemos visto de parte de las Farc en lugares como Bojayá. Las comunidades reciben los mensajes pero también esperan que se cumplan sus expectativas para por fin cambiar la retórica del enfrentamiento y de sufrimiento del otro. Estos actos son enormemente importantes porque sin ellos no se puede construir la paz. Hay otros “Bojayás” en Colombia donde la población sufrió de una manera terrible a manos de diferentes actores armados y todos merecen el mismo reconocimiento y el mismo compromiso de reparación. Es importante la justicia, la verdad y la reparación de estas víctimas”.

5. Cese y desescalamiento del conflicto

Jorge Restrepo, director Cerac.

“Este es un logro importante porque es el principal objetivo de todo proceso de negociación que es frenar la violencia. Es el logro del desescalamiento del conflicto, de reducir las afectaciones de la violencia. Con esto se ha puesto a prueba la voluntad de terminar el conflicto de las partes y la capacidad que tienen las Farc de controlar sus mismas fuerzas. Ha mostrado los lugares donde las Farc no son capaces de frenar su accionar violento, particularmente en lo que tiene que ver con la extorsión en una o dos regiones del país. Y es importante para la gente porque ha removido la principal forma de afectación, incluido el miedo, el riesgo latente que representa el conflicto, que solo se podrá sentir en su totalidad cuando se firme el cese bilateral de hostilidades. En la mesa es importante porque supone que ninguna de las dos partes está buscando fortalecerse para lograr nuevas gabelas sobre la base del uso de la violencia. Es decir no está usando esta para extraer concesiones, en el caso de las Farc, de la sociedad”.

6. Indulto a guerrilleros y no extradición

Yesid Reyes, ministro de Justicia.

“El procedimiento de otorgar esos indultos comenzará con las solicitudes de quienes deseen acogerse a ese beneficio, ya que solo con base en el análisis que a la luz se la legislación vigente se haga de esa petición y de los documentos anexos que la soporten jurídicamente, el Gobierno Nacional podrá determinar si el indulto procede o no en cada caso concreto. Son guerrilleros con condenas en firme por delitos de rebelión y algunos delitos conexos a como el porte ilegal de armas, municiones y el porte ilegal de uniformes. Este indultó se hace a través de un decreto que se está terminando. Por el momento se mantiene bajo reserva el nombre de guerrilleros que quedarán en libertad. El Gobierno además implementará un programa de reintegración de esos guerrilleros indultados. En el caso de la no extradición de guerrilleros en varias oportunidades los Presidentes y concretamente el Gobierno del presidente Santos ha hecho uso de esa facultad discrecional, por ejemplo el año pasado respecto de dos integrantes de las autodefensas se negó la extradición precisamente por razones de conveniencia por el proceso de paz que se adelantaba. Esto no se significa que la persona que en este caso no va ser extraditada no siga en Colombia las penas que le serán impuestas por los delitos que han sido juzgados”.

7. La reducción del secuestro

Christoph Harnisch, jefe de la delegación del Cicr.

“Desde el Cicr, valoramos positivamente la voluntad de las Farc de liberar a las personas que han caído en su poder y la reducción del secuestro, tanto civiles como miembros de la Fuerza Pública. Por el contacto que mantenemos con los familiares de las personas retenidas, sabemos de primera mano el sufrimiento que estas retenciones generan en las familias colombianas. En la mayoría de los casos, es a través de los teléfonos de nuestros delegados, que las personas liberadas hablan con sus familias, para decirles que están bien, y que ya pronto volverán a casa. Estos momentos son únicos. Nunca olvidaré las palabras de la mamá de una de las persona liberadas: con emoción, nos agradecía una y otra vez por haberle llevado a su hijo de nuevo a casa. Esta es una gran satisfacción. Esperamos que esta labor continúe y que cada vez sean menos las familias colombianas separadas a causa del conflicto armado. Las personas civiles nunca deben ser retenidas, ya que no forman parte del conflicto armado. Hacerlo puede ser una violación de las normas humanitarias. En caso de que personas civiles caigan en el poder de las partes en el conflicto, debería liberárselas en el menor tiempo posible”.

Deja un comentario