1
86
  • Sigue la “botadera” de periodistas en los grandes canales. Si en vez de reunirse para conocer “wichis” y chatear, se hubiesen organizado en un sindicato fuerte, otro gallo cantaría contra el capital foráneo.

  • De cualquier forma, Bayano se opone a que los dueños de medios le pateen la paila a los colegas en tiempos en que la calle está durísima. ¡Basta de abusos, injusticias y canalladas!

  • En el Carnaval tableño vieron a algunos funcionarios vestidos de “resbalosos”. En realidad, no es un disfraz, es que son así. Algunos especímenes parecían tener caparazones de tortuga y se movían como reptiles misteriosos.

  • Ahora nos vienen a decir que el nivel del lago Alhajuela está bajo. Seguramente, esa agua faltante está embotellada y lista para la venta en supermercados en Panamá. ¡Qué Nadie llore!

  • Los mercaderes del agua olvidaron mencionar que en 2010, el lago Alhajuela llegó a su máximo nivel, obligando a las autoridades a cerrar el Canal de Panamá durante 17 horas.

  • Con el cuento de la sequía, quieren convencer al pueblo de que pague más por el agua que otros se llevaron, y que la privatización el algo divino ¡Sinvergüenzas!

  • Integrantes del “Círculo Cero” de Martinelli no pudieron llegar al Carnaval de Barranquilla, porque fueron detenidos por la Policía en un hotel en Bogotá. Se esperan más detenciones.

  • Mientras “enchirolaban” a los amigos del Duce Martinelli en una celda colombiana, en Panamá el cantante Mr, Fox salía de una cárcel para subirse a una tarima del Carnaval de la City. ¡Buena esa, por Mr. Fox, quien podrá enterrar la sardina!

  • En Kuna Yala o Guna Yala, la gente hizo culecos en el mar, sin miedo al Zika. Los indios saben mucho y fuman pipa bajo el agua, cuando les da la gana, como lo hacía Nele Kantule.

  • La corrupción en Panamá no ha sido detenida. Se refleja en el alto precio de la comida y la importación masiva de productos. La AUPSA guarda silencio cuando los productores hablan. ¿Sabe alguien para qué sirve la AUPSA?

  • Todo el mundo pegunta por qué la reducción del precio de la gasolina ha disparado hacia arriba el precio del transporte. La respuesta es elemental: hay mafias que manejan ese negocio y “chantajean” a gobierno con el cuento del “no voy”.

  • Hay que exigir a Varela que recupere el botín que se embolsó la pasada administración. Esa garulilla se llevó el santo y la limosna, y dejó en la ruina a varios ministerios.

  • De hecho, los 4.000 millones de dólares que se llevaron Alí Babá y los 40 ladrones, serviría para construir viviendas dignas a panameños que duermen en la cama de los perros. ¡Ojala que la promesa de Justicia no caiga en saco roto!

  • Dicen que Martinelli está leyendo la novela El último de los mohicanos, y Varela repasa La tortuga y la liebre. ¿Por qué será que leen tanto?

1 COMENTARIO

Deja un comentario