WWF exige que México conserve manglares amenazados

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, en inglés) pidió a México un adecuado manejo de sus manglares, tras una polémica por la destrucción de unas 60 hectáreas de manglares en el balneario de Cancún, frente al mar Caribe.

0
33

La mayor organización conservacionista independiente en el mundo, ha señalado que la necesidad de preservar el territorio y el agua en zonas costeras es indispensable para conservar los manglares, en el marco de una amarga polémica entre ecologistas e inversionistas en esa ciudad turística.

El WWF consideró “impostergable crear un grupo de expertos para evaluar el proceso para elaborar y aprobar las manifestaciones de impacto ambiental”.

“Los manglares son defensas naturales que protegen a las costas y a la población contra eventos climatológicos extremos y prestan valiosos servicios económicos, sociales y ambientales a la sociedad”, indica el posicionamiento del WWF.

El organismo lamentó que durante las últimas décadas las políticas de desarrollo urbano y turístico costero en México han respondido a un modelo de turismo masivo, que comienza bien y termina mal.

Ese desarrollo “frecuentemente inicia con desarrollos integralmente planeados y luego tiende al crecimiento descontrolado y a la excesiva densificación turística e inmobiliaria, sobrepasando la capacidad de carga de los frágiles sistemas naturales”.

El posicionamiento del WWF apunta a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente de México (Profepa), que determinó que la zona afectada del Malecón Tajamar, en la ciudad turística de Cancún, no es una devastación ecológica.

“El desmonte de manglar asociado al Proyecto Malecón Tajamar no constituye un caso de ecocidio ni de devastación ambiental”, dijo la víspera el procurador federal Guillermo Haro.

La denominada zona Malecón Tajamar “se encuentra fuera del área natural protegida, implicó el desmonte a partir de 2005 de 58,7 hectáreas que no se consideraban sitio protegido del medio ambiente”.

El país latinoamericano cuenta con instrumentos legales para regular el cambio de uso del suelo, asegurar la disponibilidad del agua y promover el aprovechamiento sustentable de los ecosistemas marinos y costeros, considera el WWF apelando al gobierno de Enrique Peña.

Los ordenamientos territoriales, las áreas naturales protegidas y las reservas de agua para el ambiente son posibles en México, considera el WWF, a unos días de celebrarse el Día Mundial de los Humedales el próximo 2 de febrero.

Para proteger el capital natural de México y al mismo tiempo dar certidumbre a los inversionistas, “es impostergable‎ iniciar una consulta amplia y transparente que documente las lecciones aprendidas, y que evalúe y mejore el proceso de elaboración y aprobación de las manifestaciones de impacto ambiental”.

Dicha consulta debe involucrar expertos de la academia, las organizaciones sociales y el gobierno, propuso el WWF.

La empresa BI & DÍ Real Estate de México habría afectado 9 hectáreas de manglar sin autorización en materia de impacto ambiental, permiso en materia de cambio de uso de suelo forestal, ni cesión de derechos en su favor. Sin embargo, el procurador descartó sanción alguna contra funcionarios.

El WWF había pedido hace una semana al gobierno de México que detuviera en forma inmediata la destrucción de un manglar en el destino turístico de Cancún, en las costas del Caribe mexicano.

Los manglares son defensas naturales que protegen a las costas y a la población contra eventos climatológicos extremos, son criaderos de peces y otras especies de importancia comercial, filtran el agua y permiten el abastecimiento de mantos freáticos, capturan gases de efecto invernadero y contribuyen al mantenimiento de la línea de costa y al sostenimiento de la arena sobre las playas.

En 2010, México sólo conservaba un total de 764.486 ha de manglares, de los cuales la caribeña península de Yucatán, donde está Cancún, poseía el 54,5 por ciento.

No hay comentarios

Deja un comentario