Universidad McGill escanea el cerebro de Sting

0
38
Sting y The Police actuaron en el sur de California en 2007. Cuando Sting fue a Montreal, aceptó una invitación para que su cerebro fuera escaneado en la máquina de resonancia magnética en la Universidad McGill. (Foto: Myung J. Chun / Los Angeles Times / Getty).

Universidad McGill escanea el cerebro de Sting

Por Leonora Chapman | amlat@rcinet.ca

  • ¿Qué ocurre en el cerebro de un músico como Sting cuando crea una pieza? ¿Puede la música explicarse científicamente? ¿Por qué la música tiene tanto poder a la hora de recrear sensaciones, emociones y vivencias?

Investigadores de la Universidad McGill, en Montreal, Canadá, han tratado de aprender más sobre la relación del cerebro con la música mediante el estudio de la actividad cerebral de Sting cuando canta, escucha música, compone o toca.

Sting es un músico británico que se inició en la música como bajista y más tarde como cantante y bajista del grupo musical The Police.

El psicólogo cognitivo Daniel Levitin de la Universidad McGill, autor del libro Éste es su cerebro en música, invitó a Sting a someterse a una técnica de imágenes de análisis desarrollada recientemente.

En primer lugar, los investigadores tuvieron a Sting imaginando una pieza de música. Luego escuchó una de sus composiciones. También compuso una canción y escuchó muchas otras de una variedad de géneros. Durante todos esos momentos su cerebro fue escaneado.

En músicos aficionados, imaginar y escuchar engancha circuitos cerebrales similares. Pero el grado de similitud en el caso de Sting era interesante, dijo Levitin.

“Algunas cosas sorprendentes salieron”, dijo Levitin, en una entrevista desde Los Ángeles, California, que le dio a CBC. “Una de ellas era que las piezas de música que a mí no me parecían similares, su cerebro las captaba como similares”.

La actividad cerebral de Sting mientras escuchaba Englishman in New York and (I Can’t Get No) Satisfaction fue un ejemplo concreto.

“Me fijé más en ella”, dijo Levitin. “Me di cuenta que si toca el bajo e interpreta ambas canciones, tocará la misma nota de inicio, una mi.

El talento musical de Sting incluye tocar el bajo, cantar, componer, así como tocar el laúd.

En otro ejemplo, la actividad cerebral del múltiple ganador de premios Grammy mostró similitudes cuando escuchó el éxito de los Beatles de 1960, Girl, y la composición del tango argentino de Astor Piazzolla, Libertango.

Ambos se encuentran en tonos menores e incluyen motivos melódicos similares de fragmentos de tres notas idénticas, dijo Levitin.

Los resultados proporcionan evidencia de que el cerebro de Sting está finamente sintonizado para realizar un seguimiento de tempo, tono, géneros, compositores y épocas. Lo que no está al alcance de un músico aficionado.

Los investigadores canadienses se propusieron profundizar más acerca de cómo reaccionan los cerebros de los expertos en diversos campos, especialmente en sus áreas de especialización, como los atletas, los maestros de ajedrez o pintores. En particular, Levitin se centra en atributos que han logrado dominar, como por ejemplo, si pintores codifican sus obras de arte en su cerebro en términos de color, forma, época, tema o sombreado.

En el caso de Sting, Levitin recordó que se mostró intelectualmente curioso acerca de los resultados y emocionado por la oportunidad brindada por la tecnología y la ciencia para avanzar en el casi desconocido mundo del cerebro y su relación con el arte.

El profesor Levitin le muestra a Sting imágenes de su cerebro / Foto: OWEN EGAN / McGILL).
El profesor Levitin le muestra a Sting imágenes de su cerebro / Foto: OWEN EGAN / McGILL).

Para el neurólogo canadiense de la Universidad McGill, analizar cómo esos expertos catalogan y organizan la información en el cerebro podría llevar a ayudar a enseñar a otros a convertirse en maestros.

Más allá de este experimento, los investigadores dicen que el campo está en su infancia en términos de comprender los complejos sistemas del cerebro.

Daniel Levitin es un sicólogo y neurocientífico de la Universidad McGill, y es considerado una de las mayores autoridades en los procesos que desata la música en el cerebro. En su libro Este es su cerebro con la música, recopila varios estudios sobre el tema.

Levitin dijo que si un niño no se ve expuesto a la música durante sus primeros 10 años de vida, tal vez nunca llegue a desarrollar un gusto por este arte. El experto agregó que no todos quienes escuchan música o aprenden a tocarla desde pequeños se convierten en Mozart, pero sí desarrollan una agudeza particular para identificar ritmos, arreglos y partituras.

Los lectores de Bayano digital pueden ver a Sting, en concierto en YouTube, en el que interpreta la canción Englishman In New York.

Deja un comentario