Techos verdes para refrescar la urbe

0
43

Techos verdes para refrescar la urbe

(Redacción de Bayano)

La ciudad de Panamá carece de parque y jardines, en comparación con otras ciudades mejor planificadas, pero sus habitantes tienen la posibilidad de incorporar en sus balcones y espacios en edificios los denominados techos verdes, azoteas verdes o cubiertas ajardinadas para refrescar la urbe y mejorar el paisaje urbano.

Muy pocos se han atrevido a dar ese paso ecológico en barrios de la metrópoli repletos de moles de concreto que promueve el mercado inmobiliario. El temor a hacerlo proviene de la falta de conciencia y compromiso de los ciudadanos con el hábitat y el entorno, asegura Úrsula Kiener, una ecologista joven quien cultiva en el balcón de su apartamento ají, tomates, pepinillos y plantas comestibles.

La capital panameña se ha tornado más cálida por diversas razones, entre ellas la enorme cantidad de edificios altos que actúan como barreras del viento que proviene de la costa del Pacífico. Otro factor que debe ser identificado, es el aumento de vehículos en circulación que generan calor en las calles y despiden gases a la atmósfera.

Ante ese panorama, la municipalidad debería promover alternativas ambientales que ayuden a aliviar el estrés en la urbe cálida y cada vez menos amigable. Un estudio realizado en 2005 por Brad Bass, de la universidad de Toronto, demostró que los techos verdes pueden reducir la pérdida de calor y bajar el consumo de energía.

Pero, hay otras razones para la validación de la idea de que los jardines ocupen espacios en zonas habitadas: los techos verdes pueden ser usados para cultivar frutas, verduras y flores, mejorar la climatización del edificio, prolongar la vida del techo, reducir el riesgo de inundaciones, y filtrar contaminantes y el CO2 del aire.

Hace algunos años, cuando un residente emprendedor decidió convertir la azotea de su casa en un techo verde en el reparto El Carmen, en Panamá, sus vecinos aseguraron que ello generaba un impacto visual que ofendía a la barriada. La crítica reveló ignorancia y desconocimiento sobre el asunto, en una ciudad intolerante que necesita cambiar y asumir retos ambientales.

Conviene saber que en Alemania, Suiza, Holanda, Hungría, Suecia y el Reino Unido hay asociaciones que fomentan los techos verdes. La ciudad de Linz, en Austria, paga a los constructores de viviendas para que instalen techos verdes bajo un concepto de sostenibilidad.

En Suiza, hay una ley federal sobre techos verdes. Gran Bretaña comenzó lentamente pero las políticas sobre ese tema han adquirido gran vigor, especialmente en Londres y Sheffield. Panamá está aún en la gatera y su gente debería dar un paso similar al que marca el ritmo en ámbito planetario.

No hay comentarios

Deja un comentario