“Saharauis buscan la paz, pero están preparados para la guerra”, Alí Mahmoud

Por David Carrasco

0
146

El embajador de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), en Panamá, Alí Mahmoud, afirmó que el pueblo saharaui aspira a la paz, pero” está preparado para la guerra contra Marruecos”, y que ese anhelo será planteado al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en su próxima visita a ese país en el norte de África.

Mahmoud, quien aboga por un Magreb árabe unido, aclaró que la cuestión del Sahara Occidental existe en la agenda internacional desde hace muchos años, desde la retirada desordenada de España de ese territorio, el 26 de febrero de 1976. La autoproclamación de la República Árabe Saharaui Democrática se produjo el día 27 de febrero de ese mismo año, en respuesta al colonialismo.

La guerra enfrentó a los saharauis del Frente Polisario, apoyados por Argelia, contra Marruecos y Mauritania. En 1979, Mauritania renunció a la parte de territorio que reclamaba, que se anexionó Marruecos unilateralmente y, a su vez, reconoció al Frente Polisario. Desde entonces, el Sahara Occidental es un territorio administrado de facto, pero no de derecho (de iure) por Marruecos.

De hecho, la administración marroquí no es ejercida sobre la totalidad del territorio, debido a que el Frente Polisario controla una amplia zona del mismo al este del muro que Marruecos construyó para prevenir incursiones y frenar reclamos de autodeterminación y la defensa permanente de la soberanía de la RASD.

La autodeterminación del pueblo saharaui, es un derecho reconocido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 1514 de 1960, pero no es aceptada por el rey Mohamed VI, quien accedió al trono en julio de 1999 tras la muerte de su padre, Hasán II, de la dinastía alauí, que reina en Marruecos desde 1666.

Mahmoud resaltó que el proceso para alcanzar la paz “sigue bloqueado” por el gobierno de Rabat, pero confía que la visita del secretario general de la ONU a la zona en conflicto, para reunirse con ambas partes, se traduzca en un apoyo al trabajo encabezado por el Christopher Ross, enviado personal del secretario general de la ONU a El Aaiún, la ciudad más importante del Sahara Occidental, junto al cauce seco del río Saguia el Hamra.

Ross ha resaltado que “la prolongación del conflicto puede representar un riesgo para la región”, y alude a las zonas ocupadas por Marruecos en el Sahara Occidental, donde hay que cambiar la manera de tratar el conflicto. Ello implica que antes de que sea celebrado allí un referendo, es indispensable aclarar el tema de la posesión de los recursos naturales. La RASD es un territorio rico en recursos pesqueros, yacimientos de fosfatos y probables yacimientos de hierro que atraen a los explotadores globales.

El enviado especial de Ban Ki-moon ha sostenido que entre los aspectos que deben ser resueltos en el Sahara Occidental, figuran los derechos humanos, agravados por la represión y la intransigencia de Marruecos. Al respecto, Mahmoud recordó que hace algunos días, un pastor saharaui y dos de sus camellos fueron abatidos por tropas marroquíes cerca del muro en los territorios ocupados, lo que significa una flagrante violación unilateral del alto al fuego.

Sostuvo que en las zonas ocupadas por Marruecos “existe una represión feroz” que empuja hacia la guerra. En su informe sobre el conflicto, Ross ha advertido que hay una “juventud impaciente” incluso en campamentos de refugiados en países vecinos, porque esa situación explosiva y de exclusión no puede ser controlada por más tiempo, y requiere una solución justa, urgente y definitiva.

En la actualidad, 83 países del mundo reconocen a la RASD. El mayor apoyo a la causa de autodeterminación proviene de la Unidad Africana, de la que no forma parte Marruecos. Panamá fue el primer país de Latinoamérica en reconocer a la RASD. No obstante, el veto de Francia en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas impide una decisión que materialice las aspiraciones soberanas saharauis.

Jóvenes saharauis denuncian represión de Marruecos.
Jóvenes saharauis denuncian represión de Marruecos.

No hay comentarios

Deja un comentario