¿Qué hacer con Odebrecht?

0
29
Ramón Fonseca Mora abrió la boca y destapó un escándalo de corrupción, al acusar al presidente de “meter la mano”.

Por Miguel Antonio Bernal

La Marcha por la Verdad, convocada por Ciudadanos contra la Impunidad, para el jueves 16 de febrero, debe servir de repudio a las dimensiones del daño económico, ético social, producido por Odebrecht.

Algunos de los temas que debemos considerar fundamentales, en cuanto a esta megaempresa criminal:

1. Lo más grave es la recuperación de los sobre precios. Sin embargo, resulta extremadamente sospechoso que, el gobierno no le ha puesto el más mínimo interés en determinarlos. Ni el MOP, ni la Contraloría, ni el Ministerio Público, han querido trabajar en eso.

2. Por ello, lo que se pretende iniciar es un proceso legal completamente difuso. ¿Un caso de homicidio, sin una autopsia previa. ¿Qué se puede esperar de un juicio, así?

3. Muchos recordarán que la estimación de sobre precio de la Línea 1 del Metro, se consideraba, que oscilaba entre 600 y 900 millones de dólares USA, a pesar de que la Secretaría del Metro, ha expresado,que “no hubo sobreprecios”.

4. Sin la información de sobre precios, iniciar un proceso legal, es extraordinariamente incompleto y ‒de repente‒, sólo dirigido hacia el escabroso tema de las coimas.

5. En el caso de Panamá y, como producto del arreglo judicial en EE.UU, lo que más ha aflorado, son sólo las coimas de 59 millones, Lo más probable es que las coima sean mucho más, pero es lo que afloró del “acuerdo verbal formal” acá y del judicial de Odebrecht, con USA, por 2,6 billones. ¿Cuál será entonces el objetivo del proceso que dice el gobierno querer iniciarle a Odebrecht? ¿La devolución de las coimas y/o el silencio sobre los coimeados?

6. Definitivamente, que este caso Odebrecht, ha contribuido significativamente a incrementar la deuda nacional, restringiendo las posibilidades de inversión pública e incrementando los costos de amortización de la deuda.

7. Ello, también implica una incidencia fiscal, en materia de mayores impuestos para cubrir dicha deuda que, en material de soborno, constituyen un “impuesto canalla, a la pobreza”. Lo destapado por Fonseca Mora es sólo un abreboca…

No hay comentarios

Deja un comentario