Primates amenazados

0
61

Primates amenazados

Por STRI

La población de primates más grande del mundo, el gorila de Grauer, que se encuentra sólo en la República Democrática del Congo (RDC), en el presente plagada de conflictos, descendió estrepitosamente en 20 años, según un informe coescrito por un científico del Smithsonian y publicado por la Wildlife Conservation Society, Flora and Fauna International y el Instituto congoleño para la Conservación de la Naturaleza. A partir de un estimado de 17,000 individuos en 1998, la población se ha reducido en un 77 por ciento. Quedan menos de 3,800 individuos. El equipo identifica la guerra, la caza ilegal y la minería como factores clave de la desaparición de estos gorilas.

“El declive de la población de gorilas es una consecuencia de la tragedia humana que vive el este del país,” comentó Jefferson Hall, científico del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales. “Las facciones armadas aterrorizan a personas inocentes y se dividen el botín de guerra sin ninguna preocupación por las víctimas o el medio ambiente.”

El gorila de Grauer, Gorilla beringei graueri, sólo se encuentra en los bosques del este de la República Democrática del Congo. Está estrechamente relacionado con los gorilas de montaña, G. beringei beringei, de los bosques montanos de la falla Albertina. Los machos pueden llegar a pesar más de 400 libras, haciendo de esta la subespecie más grande de gorilas y por lo tanto el primate más grande en el mundo. Otra especie de gorila, el gorila occidental, G. gorila, se encuentra en África Central al oeste del río Congo.

El colapso del gorila del Grauer tiene sus raíces en el genocidio de Ruanda de 1994, que llevó a cientos de miles de refugiados al este de la RDC. Las oleadas de refugiados que huían desencadenaron una guerra civil al inicio de 1996. Se estima que más de 5 millones de personas murieron antes que terminara en 2003.

La RDC es rica en muchos minerales, especialmente el coltán, que está en gran demanda para la elaboración de productos electrónicos. Las perturbaciones en la sociedad civil dieron como resultado la expansión de la minería artesanal, a menudo en bosques remotos, incluyendo áreas protegidas. Lejos de las ciudades y pueblos, los mineros con frecuencia recurren a la caza para proveerse de alimentos. A pesar de que están protegidos por la ley, los gorilas son un objetivo muy apreciado debido a su gran tamaño y debido a que deambulan en grupos familiares que fácilmente se pueden seguir.

Hall pasó tres años en la RDC desde 1994 hasta 1996 dirigiendo los primeros estudios de largo alcance de los gorilas de Grauer. Su equipo encontró más animales, cerca de 17,000, de los que se había estimado. Estos datos históricos proveen una línea de base para las nuevas estimaciones. Debido al peligro de la inestabilidad continua y la presencia de milicias, Andrew Plumptre y Stuart Nixon, conservacionistas con la Wildlife Conservation Society y el Zoológico de Chester, respectivamente, y los otros autores del nuevo informe, utilizaron un nuevo método para incorporar los datos recopilados por los locales las comunidades y por los guardias forestales.

Los nuevos estudios revelan que el número de gorilas de Grauer ha declinado a apenas 3,800. Los autores recomiendan elevar el nivel de amenaza para los gorilas de Grauer en la Lista Roja de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza de “en peligro” a “en peligro crítico”, lo que indica un riesgo de extinción extremadamente alto en estado silvestre.

Según los autores, el revertir la peligrosa situación de los gorilas llevará una gran cantidad de esfuerzo y más fondos de los que están disponibles. Será necesario desarmar a las milicias en el este de la RDC y controlar la minería artesanal ilegal y la caza furtiva que la acompaña. Otras recomendaciones incluyen nuevas áreas protegidas y un soporte mejorado para los ya existentes, además de la gestión comunitaria de las reservas y programas de sensibilización de los gorilas en crisis y demás vida silvestre de la región.

“La dignidad humana y el bienestar están estrechamente vinculados con la dignidad y la supervivencia de los animales salvajes como el gorila de Grauer y los ecosistemas que las sustentan,” comentó el autor principal del informe, Plumptre. “Los resultados de los conflictos armados regionales tienen impacto global en nuestra supervivencia. La actividad de control de las milicias armadas en campos mineros en el área es probable que elimine al gorila del Grauer por completo. Los conservacionistas están presionando para el establecimiento de la Reserve des Gorilles de Punia y la Reserva Itombwe, que cuenta con un fuerte apoyo de la comunidad, junto con el refuerzo del Parque Nacional Kahuzi-Biega, argumentando que esto haría una gran diferencia para los gorilas”.

“Lo alentador en todo esto es que hemos visto, una y otra vez, es que estos dedicados conservacionistas congoleños arriesgan su vida para hacer una diferencia”, comentó Hall. “Gracias a estas personas, todavía hay esperanza y la oportunidad de salvar a estos animales y los ecosistemas que representan.”

El Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, en ciudad de Panamá, Panamá, es una unidad de la Institución Smithsonian. El Instituto promueve la comprensión de la naturaleza tropical y su importancia para el bienestar de la humanidad; capacita estudiantes para llevar a cabo investigaciones en los trópicos; y fomenta la conservación mediante la concienciación pública sobre la belleza e importancia de los ecosistemas tropicales. Sitio web: www.stri.si.edu

Video Promocional

No hay comentarios

Deja un comentario