Posgrados y renovación de la Universidad de Panamá

0
75

Posgrados y renovación de la Universidad de Panamá

Dr. Eduardo Flores Castro
Catedrático de la Universidad de Panamá

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, ha definido la Universidad como un espacio para la producción de conocimiento. De aquí, que los posgrados son los llamados en primera instancia a la producción, difusión y aplicación de conocimiento. Por lo tanto, el sistema de posgrado, junto a la investigación, es un factor estratégico para el desarrollo social sostenible e incluyente, basado en el conocimiento. De este modo, la pertinencia social debe ser el referente central para la creación y evaluación de los programas de posgrado.

En Latinoamérica, los posgrados han tenido una gran expansión en las últimas dos décadas. A esa expansión han coadyuvado diversos factores, entre ellos, la presión por una mayor especialización al interior de las profesiones, generada por la competencia en el mercado laboral; la generalizada percepción del deterioro de la calidad de la formación del pregrado; la obsolescencia de los saberes frente a la acelerada producción de nuevos conocimientos y tecnologías; y las nuevas demandas sociales.

En la Universidad de Panamá los posgrados también han tenido crecimiento. No obstante, se trata de un crecimiento por agregación, determinado por criterios de oferta, sin atención a una programación y planificación basada sobre estudios de necesidades y demandas sociales. De igual manera, los posgrados se han desarrollado con una débil vinculación con el mundo laboral. En el caso de las maestrías de modalidad profesional, cuyo objetivo es generar capacidades para aplicar conocimiento, han tenido escasas interrelación con los sectores productivos. En el caso de las maestrías de modalidad académica, cuyo objetivo es formar investigadores, han tenido escasos vínculos con centros y proyectos de investigación. Algunos se han creado sin contar con los equipos de laboratorios necesarios, pensando sólo en la autogestión, dejando de un lado la acreditación de la Universidad. Todo programa de maestría debe incluir como título intermedio un diploma de especialización, de manera que se optimice el esfuerzo que hacen los estudiantes, que en algunos casos se ven imposibilitados de concluir sus estudios.

La Renovación del Sistema de Posgrados en la Universidad de Panamá requiere concertar acuerdos específicos con sectores productivos y empresariales que posibiliten la aplicación de conocimientos e innovación y, al mismo tiempo, se constituyan en espacios de aprendizaje para nuestros estudiantes. Sobre la base de esta concertación, se debe construir una agenda para la creación de programas de especialización, maestrías, doctorados y postdoctorados. Mejorar la calidad de las Licenciaturas es una tarea de igual importancia, y es imperante dotarlas de los equipamientos necesarios, para que logren certificarse, ya que serán estos egresados los que se incorporarán a los posgrados.

Es indispensable diseñar modelos pedagógicos y didácticos no tradicionales, con un fuerte soporte en las tecnologías de información y comunicación. Pero, para ésto, es necesario incorporar un núcleo básico de profesores que le dediquen una alta proporción de su tiempo a los programas de posgrado, donde desarrollarán actividades de docencia e investigación. Además, es forzoso llevar la formación de los investigadores a otros espacios de aprendizaje, como centros de investigación de excelencia del país y del exterior, mediante acuerdos de cooperación, el desarrollo de pasantías y planes de movilidad académica de estudiantes y profesores.

Se requiere, además, generar condiciones y oportunidades para que los egresados de los programas de posgrado tengan dominio de lenguas extranjeras, particularmente aquellas que dan soporte a la circulación del conocimiento y a las relaciones económicas entre los países. De aquí, que es nuestro deber ampliar las oportunidades de acceso, permanencia y egreso del posgrado a los más amplios sectores sociales, étnicos y culturales, bajo la concepción del carácter público de la universidad y del conocimiento como un bien público.

No hay comentarios

Deja un comentario