Para entender lo que es una “agenda país”

0
17
Urge el diseño de una agenda país inspirada en el patriotismo.

Para entender lo que es una “agenda país”

  • “… (el presidente) debería leer las publicaciones internacionales donde han llamado a Panamá un país ‘patético’…”

Por Mariela Sagel

La semana pasada publiqué un artículo que contenía fuertes críticas sobre la ausencia de visión que demuestra el actual gobierno en todos los campos del quehacer político y social. Hoy ofrezco algunos consejos sobre cómo entender lo que es querer a este país que todos estamos construyendo.

En educación, nuestro gran talón de Aquiles, debe haber un fuerte ataque a la corrupción y el pandillerismo tanto de docentes como de los mismos estudiantes. La ministra, los viceministros y directores deben dedicarse solo al tema educativo y se debe crear una unidad dirigida por una autoridad con rango de ministro que repare y haga funcionar las escuelas, con presupuesto suficiente para que acabe con este arrastre inhumano que tenemos. Esta propuesta la hice hace unos años y no quiero imaginar lo que hubieran hecho si la hubiera acogido el gobierno de Martinelli. El PAN se hubiera quedado chiquito.

En el tema transporte, se debe reducir el tráfico del oeste a la ciudad capital y al revés. El trasbordo de pasajeros de Capira a Panamá —solo— debe tener varias paradas, y viceversa y dirigirlo hacia el Puente Centenario, para que el vetusto Puente de las Américas esté menos congestionado. De repente habrá que hacer otra terminal en esos lados, ayudaría a buscarle oficio a la ciudad hospitalaria.

En el tema agropecuario, que gatea después de años o décadas de andarse arrastrando, haría falta un centro de acopio y distribución desde un punto en Panamá Oeste. Todo producto agropecuario solo debe tener un punto de acopio, no varios. Con la implementación de tanta tecnología de la que usufructuó el Gobierno anterior, estas compras y pedidos deberían hacerse por vía electrónica en todo el país. Su distribución a los diferentes mercados debe hacerse en vehículos pequeños en horarios especiales para evitar los tranques vehiculares. Sobre esto, estoy segura que los mismos productores estarán más que complacidos, pues se evitan varios intermediarios y el consecuente encarecimiento de los productos. Posiblemente esa era la intención de la Cadena de Frío, que se congeló en su cuna.

Es indispensable montar de uno a tres mataderos especializados para que los productores puedan procesar y vender los productos pecuarios localmente y también exportar. Esto acabaría el “juegavivo” de los precios de la carne y se le ofrecería un mejor producto y sobre todo, más económico, al consumidor final.

En cuanto al tema eléctrico, el gran dolor de cabeza que ahora parece afectarnos día a día, es muy fácil mejorar el costo de la energía mediante la instalación de paneles solares y conseguir que se obtengan beneficios por la instalación de los mismos. Ya muchas empresas han hecho esto como parte de su responsabilidad social con el ambiente. Si hay un exceso de producción eléctrica, la misma debe ser vendida a los operadores.

Sobre la ausencia total de política cultural, debemos entender que solo creceremos como ciudadanos si tenemos política cultural. Escuché una interesante charla de un experto en la poeta chilena Gabriela Mistral en ocasión del aniversario No. 70 de haber recibido el Premio Nobel de Literatura, la primera latinoamericana (y mujer) que lo recibía, y un viaje que hizo a Panamá, donde fue recibida por el presidente de la República y el alcalde de ese entonces (1931), además de las máximas autoridades. Las cosas han ido tan en caída que ahora seguramente le darán las llaves de la ciudad a Mickey Mouse por el desfile de Navidad.

Y sobre la política exterior, los comentarios de los que nos oponemos a que Panamá forme parte de la coalición de países contra el Estado Islámico ha despertado la ira tanto del presidente como de la primera dama, que nos ha llamado cobardes y que aseguró que quienes dirigen este ataque están siendo “cuestionados por temas de corrupción”. Creo que falta también una política de comunicación, pues debería leer las publicaciones internacionales donde han llamado a Panamá un país “patético” al integrar esta coalición.

No hay comentarios

Deja un comentario