Panamá pierde competitividad en tecnologías de la información

0
495
La oferta tecnológica panameña sigue vigente, pero con problemas en la competitividad.

Panamá pierde competitividad en tecnologías de la información

Panamá, 10 jul (PL) – Hasta el puesto 55 descendió Panamá en el Índice de Conectividad 2016, que evalúa los factores, políticas e instituciones que permiten a un país aprovechar al máximo las tecnologías de la información y la comunicación.

El estudio publicado por el Foro Económico Mundial refiere que la nación istmeña ocupa el cuarto escaño en la región, por detrás de Chile (38), Uruguay (43) y Costa Rica (44), posición que se mantiene con respecto al pasado año, aunque la distancia con los países punteros de América Latina fue menor.

De los 10 pilares analizados, Panamá obtuvo el peor resultado en el desarrollo de habilidades, en la calidad del sistema educativo, la enseñanza de ciencias y matemática, y la tasa de inscripción en la educación secundaria.

A estos indicadores sujetos a mejoría se suma el ambiente regulatorio y político, lastrado especialmente por la falta de efectividad de los cuerpos legislativos y por la ausencia de independencia judicial.

En contraposición, las mejores calificaciones descansaron en accesibilidad, dada por las tarifas de internet y celular, y por los niveles de competencia en el sector, además del buen uso de la tecnología en los negocios, de la red de redes en las relaciones entre empresa y consumidor, y la capacidad de innovación.

Al evaluar el uso de la tecnología de la información por parte del Gobierno, el país ocupó el lugar 60 a nivel mundial, tres puestos por debajo del ranking de 2015, aunque cuando se valora la importancia de estas en la visión del Ejecutivo, ascendió a la posición 33.

El director del Centro de Excelencia e Innovación de la AIG, Ibero Fernández, dijo que “Panamá apuesta para convertirse en el hub tecnológico de la región, seguir mejorando sus índices de penetración de banda ancha fija y móvil, cerrando la brecha digital en los sectores rurales y garantizando la adopción de nuevas tecnologías como ejes transversales de la innovación”.

Añadió que además de ser clave en sectores importantes de la economía como logística, turismo y agricultura, las tecnologías de la información podrían considerarse en sí misma un motor de desarrollo económico, una vez consolidada una estrategia unificada para la industria.

Según el informe del Foro Económico Mundial, Finlandia, Suiza, Suecia, Israel, Singapur, Países Bajos y Estados Unidos son los líderes mundiales en la generación de impacto económico por inversiones en tecnologías de la información y la comunicación.

Deja un comentario